Así como el de «Rosita», hondureños piden repetir juicio de Kevin Solórzano

1482
Solorzano
En septiembre del 2017, Solorzano fue condenado a 33 años de prisión por el asesinato del exfiscal Edwin Eguigure.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Ante la noticia de la anulación del juicio y condena contra Rosa Elena Bonilla de Lobo y la repetición del mismo, en redes sociales, cientos de internautas pidieron que, así como se resolvió repetir el juicio contra Bonilla, se haga lo mismo con el joven Kevin Solorzano.

Es preciso recordar en septiembre del 2017, Solorzano fue condenado a 33 años de prisión por el asesinato del exfiscal Edwin Eguigure y el asesinato en su grado de ejecución de tentativa en contra de su esposa María Auxiliadora Sierra.

En ese momento, la ciudadanía manifestó que ese juicio estuvo lleno de mucha polémica, debido a que el juez se basó únicamente en testimonios e ignoró las evidencias a favor de Solorzano.

Lea también: Rosa Elena Lobo interpone recurso de casación ante Secretaría General de la CSJ 

Pruebas que hundieron a Kevin Solórzano

Por su parte, en su momento, Jair López, defensor de Solorzano reveló que los testimonios en el juicio resultaron falsos y manipulados.

A través de un medio local del país, el togado dijo que los testimonios que hundieron a Kevin fueron los de los testigos presenciales del crimen ocurrido el 11 de noviembre de 2014 en la aldea El Chimbo. Dichos testimonios son, la versión de la esposa del ex fiscal Edwin Eguiguren, María Auxiliadora Sierra y su hijo menor de edad.

De acuerdo al apoderado legal, los testimonios de ambos son las dos pruebas que el tribunal de sentencias consideró válidas para condenar a Kevin Solórzano por los delitos de asesinato y tentativa de asesinato pese a que eran falsos y manipulados.

Según el profesional del derecho, en uno de los testimonios, el hijo del fallecido se hizo pasar por un trabajador. Asimismo, indicó que los jueces descartaron la mayoría de testimonios presentados por la defensa a favor de Kevin.

«Los togados decidieron no dar por válidos las declaraciones de la madre, la hermana y el amigo de Kevin Solórzano. Se ampararon en que tenían suficientes razones para declarar a favor suyo y tratar de sustraerlo de los hechos”, expresó López.

Explicó que en aquel momento, la madre y la hermana de Kevin, Ana Betty y Melisa Hernández, dijeron que Kevin estaba en su casa a la hora del hecho. Y que salieron de su casa juntos.  Sin embargo, el tribunal consideró que estas declaraciones resultaron contradictorias.

De acuerdo al expediente del caso, Miriam Gonzales, una supuesta pandillera de la mara MS-13 confesó haber recibido dinero para cometer el crimen. Y también reveló nombres de otros implicados. No obstante, a la supuesta antisocial no la arrestaron y desestimaron su declaración.