23.3 C
Honduras
miércoles, julio 28, 2021

Asfixia y pánico provocó gas lacrimógeno lanzado a escolares del CIIE de la UPNFM

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Asfixia, desorientación y pánico provocaron, en los niños escolares del Centro de Investigación e Innovación Educativas (CIIE), las bombas de gas lacrimógeno lanzadas días atrás durante un enfrentamiento entre policías antimotines y estudiantes de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM).

Así lo estableció la psicóloga miembro de la Plataforma para la Defensa de Salud y Educación, quién se encargó de analizar los dibujos realizados por los niños estudiantes del CIIE luego que resultaron afectados por el gas lacrimógeno.

De acuerdo a la especialista, los estudiantes del CIIE tendrán repercusiones en su salud tras haber sido “gaseados”.

“El gas lacrimógeno causan enfermedades y hasta la muerte. No son tan no letales como se percibe, sino que causan enfermedad y muerte, son cuatro agentes químicos que se conocen como el agente CS, CN, OC (Gas pimienta) y la forma sintética del OC. Esos son los que se utilizan en Honduras, específicamente el CS. Tenemos que saber que el agente CS no es un gas, sino es polvo a temperatura ambiente, por lo que es un granulo fino que se deposita en los tejidos de los ojos, mucosa de los ojos, mucosa bronquial y mucosa de la boca”, señaló la entendida en el tema.

Nota relacionada: COIPRODEN condena uso indiscriminado de gas lacrimógeno en áreas escolares

Hay niveles de exposición aguda que pueden variar desde discapacidad hasta letalidad

Asimismo, explicó que ese polvo es rociado en partículas pequeñas a una gran extensión que parece gas, pero es rociado a partir de una reacción térmica desencadenada a partir de un frasco que se le conoce como granada o bomba.

“Es muy variable la cantidad de CS que puede contener una bomba. Puede contener de 80 a 120 gramos y concentraciones de 0.1 a 10% o incluso mayores. Cuando explota una bomba en 60 segundos produce una nube de químicos.

Y dentro de esa nube se puede alcanzar mayor concentración de dos mil a cinco mil miligramos por metro cubico en el centro de la nube. Hay niveles de exposición aguda que pueden variar desde discapacidad hasta letalidad. Estos se describen con pautas internacionales que tienen tres niveles. El nivel uno que no es discapacitante, el nivel dos que es discapacitante y el nivel tres que, si es letal”, aseguró.

Para finalizar, la psicóloga dijo que los efectos que provoca el gas lacrimógeno son: picor y ardor en nariz, boca ojos y piel. También, lagrimeo excesivo, visión borrosa, secreción nasal, salivación abundante, y en el tejido expuesto puede ocasionar una erupción por la quemadura química.

Asimismo, tos y dificultad respiratoria lo que puede llevar a sensación de asfixia y eso genera desorientación y pánico”, concluyó.

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido