Transportista asesinado en SPS iba a Nicaragua por su madre enferma

El crimen fue ejecutado a primeras horas del miércoles.

615
asesinato de transportista
El transportista nicaragüense fue asesinado frente a una barbería.

CORTÉS. El miércoles, San Pedro Sula comenzó la mañana con la fatal noticia del asesinato de transportista nicaragüense en el barrio Lempira de la zona norte de Honduras, producto de la falta de pago del impuesto de guerra.

La víctima fue identificada como Agenor González Moreno de 57 años de edad; quien es originario de Nicaragua y residente en Honduras. El crimen fue ejecutado a primeras horas del 3 de enero cuando se encontraba en labores.

González Moreno era transportista y socio de la empresa Etruch, que cubre la ruta desde Choloma hasta SPS. Según la publicación del medio nicaragüense “La Nueva Radio Ya”, el fallecido no iba a laborar ese día.

Al parecer, por la falta de personal para la jornada matutina fue obligado a trabajar. Cabe destacar que era el día de su cumpleaños y ya había solicitado permiso para ir a su país.

No solo aprovecharía el momento para festejar sus 57 años, sino que visitaría a su madre; quien según manifiesta la publicación del diario, se encuentra muy mal de salud. Sus planes no resultaron como pensaba.

“El nicaragüense fue asesinado el mismo día de su cumpleaños porque sus patrones se negaron a pagar el impuesto de guerra que exigen las maras en Honduras”, finaliza la nota de “La Nueva Radio Ya”.

Narración de los hechos

La unidad de transporte quedó frente a una barbería en el referido barrio, después de que desconocidos dispararon. Los testigos del hecho fueron claves para identificar el vehículo desde el cual se perpetró el ataque.

Horas después, tras persecución y enfrentamiento, agentes policiales militares encontraron el vehículo. La camioneta marca Kía, modelo Sportage, placas PED 0464 y color negro, estaba abandonada en el sector Chamelecón.

En el interior del carro se dio el hallazgo del arma homicida. El arma tipo FAL, calibre 7.56 acompañada de un cargador, estaba en el asiento delantero pero sin pistas del o los hechores. Las autoridades todavía continúan la búsqueda.

El operativo dejó un militar herido de gravedad, que fue trasladado de emergencia a un centro asistencia. Asimismo, durante el atentado a la unidad resultó otra persona perjudicada y se encuentra estable.

“Señores, busquen trabajo. Se pueden ganar la vida honradamente, él era su hermano. Terminemos con esta papada, trabajemos para sacar a Honduras adelante, pónganse las manos en la conciencia. Él era un ser humano y tenía hijos. Paremos esto por favor y en el nombre de Cristo”, dijo de forma decepcionada Elio Múñoz, dirigente del transporte.