La Paz: sujetos le quitan la vida luego de citarlo en un billar

568
asesinado en billar de La Paz
El sujeto asesinado se encontraba en su vivienda minutos antes de ser asesinado.

LA PAZ, HONDURAS. Un hombre murió asesinado de al menos tres disparos luego de recibir varias llamadas para que abandonara su residencia y se dirigiera a un billar en La Paz, zona sur del país.

La víctima respondía al nombre de Erick Rusbel Castro Martínez, de 28 años de edad, quien, además, residía en el barrio La Merced y era soldador.
Según relató un familiar, el occiso fue citado en un billar que está ubicado a unos 250 metros de su vivienda. Sin embargo, antes de llegar al referido sitio, a Castro Martínez lo interceptaron unos sujetos y sin mediar palabra, estos le dispararon en tres ocasiones.
Los familiares al escuchar los disparos salieron a observar lo que sucedía y al darse cuenta de que pariente era el malogrado, se dirigieron hasta el lugar y rompieron en llanto.
Minutos después se hizo presente el personal de Medicina Forense para realizar el levantamiento del cadáver.
Se desconoce el paradero de los malvivientes que ultimaron Rusbel Castro. En ese sentido, la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) se encuentra haciendo las indagaciones correspondientes para esclarecer el hecho y atrapar a los responsables.

Otro suceso: asesinan a taxista en Comayagüela

El sector transporte volvió a sufrir un golpe criminal, cuando de al menos 10 balazos, un conductor de taxi fue asesinado ayer en la colonia El Carrizal de Tegucigalpa.

La víctima era Eddy Manfredy Flores, de 58 años de edad. En el lugar del crimen, habían varios casquillos de bala tirados en el suelo.

La unidad de taxi está registrada con el número 6459. Según informaron las autoridades, testigos les confesaron que el señor Flores venía de realizar una carrera desde la Divino Paraíso.

Justo cuando el conductor se detuvo a bajar a la persona que traía y abordar a otra, un sujeto se le acercó. Este sin dar explicaciones le disparó en más de diez ocasiones. Mismos que le provocaron la muerte casi de inmediato.

Las autoridades acordonaron el lugar y taparon el cadáver del ahora occiso con una manta. Mientras tanto, personas que circulaban por la zona lamentaron lo sucedido.