Armador de cigarrillos de marihuana de Snop Dogg gana 45 mil euros al año

950
Snoop Dogg
El empleado sabe leer el rostro de una persona para adivinar cuándo necesita fumar.

REDACCION. La pasión de Snoop Dogg por fumar cannabis no es nada que el cantante esconda. El rapero fuma marihuana a diario, tal y como ha llegado a reconocer en diversas
entrevistas.

Por eso, Snoop Dogg ha asegurado en una entrevista en el programa internacional, confirmó que tiene a una persona contratada que se dedica exclusivamente para armar los cigarros de mariguana.

Lo más sorprendente es el empleado que se encarga de armar los cigarrilos es profesional y cobra entre 36.000 y 45.000 euros al año. Un sueldo que, a juicio de su jefe, Snoop Dogg, no es excesivo.

«Es muy oportuno. Ese sabe adelantarse a tus necesidades, pero es que esa es su ocupación. Es su trabajo. En su currículum, en la parte en que explica a qué se
dedica, pone: «armador de cigarros, armo porros a nivel profesional».

Además añadió el rapero que su empleado sabe leer el rostro de una persona para adivinar cuándo necesita fumar y, si es el caso, él trabajador se encarga de darte un cigarro con mariguana, confeso.

Según ha asegurado Snoop Dogg, su empleado armador de cigarros no sólo tiene acceso a toda la marihuana del artista, sino que también aprovecha las ventajas y regalos que recibe  del rapero por tan excelente servicio.

Lea También: Jennifer Aniston usa Instagram por primera vez; su cuenta colapsa

 Su propia marca de cigarrillos de marihuana

Al ir ganando fuerza la legalización de la marihuana en los Estados Unidos, la categoría se prepara para un crecimiento explosivo. Anticipándose a este movimiento, Snoop quería crear una marca que evitara clichés y ofreciese una imagen más sofisticada pero que siguiese transmitiendo diversión y buenos momentos.

El reto era crear una marca que capturase la personalidad única y el estilo de Snoop, pero al mismo tiempo era importante que apelase a un espectro de usuarios muy amplio. Y es que la marihuana capta el interés de rango muy extenso de perfiles, bien sea para fines recreativos o medicinales.

La gente mayor son tan proclives a utilizarlo como los jóvenes de 20 a 30 años (la edad legal es 21), y la marca tenía que ser accesible tanto para principiantes como para expertos.