26.6 C
San Pedro Sula
viernes, mayo 27, 2022

Arantza, una pequeña de 3 años, necesita ayuda debido a su estado de salud

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Arantza Yatziri López Cáceres solo tiene tres años de edad, desde pequeña su madre la vio jugar y hacer travesuras como cualquier otra niña de su edad.

Pero en mayo del año curso, la pequeña Arantza,  se enfermó de gripe, para que ella no empeorara, su madre Mónica Cáceres la llevó a un médico y le detectó problemas para respirar.

Ante ello, el médico la remitió al Hospital María de Especialidades Pediátricas,  donde le ratificaron el diagnóstico y le recomendaron un marcapasos en su corazoncito.

Ese día, no fue fácil para la madre de la pequeña, pues tanto la vida de ella, como la de su pequeña Arantza, dio un giro de 180 grados. Desde ese momento, ella se dedicó a cuidar a su niña, y eso influyó en que Mónica perdiera su trabajo, pues tenía que estar al pendiente de la menor.

Lea también: Erickson, policía que sobrelleva la pérdida de una pierna tras una ráfaga de disparos

Compra de marcapasos 

Con el fin de salvar la vida de su niña, la joven madre consultó el precio del marcapasos y este asciende a 115 mil lempiras.

“Yo sin trabajo y con esta cantidad de dinero que necesito para la operación de mi hija, tuve que comenzar a realizar una serie de actividades y acudir a la solidaridad de las personas”, contó a un medio.

Hasta la fecha, Mónica solo ha podido recaudar 40 mil lempiras. No obstante, dijo que ella no va a bajar los brazos para por lo menos recaudar 80 mil lempiras, que es por la cantidad que podría adquirir el marcapasos, gracias a un amigo que trabaja en Meyko.

“En este momento solo llevo como 40 mil lempiras recaudados. Estoy haciendo una jornada benéfica este viernes 18 de junio en Burger King del centro, precisamente frente a Jetstereo. También rifamos una moto para el 15 de julio. La semana anterior tuve una venta de comida”, contó.

La pequeña, sigue su vida normal, ella no imagina lo que sucede a su alrededor y se la pasa entre risas y travesuras.

“Estamos esperando la operación para la primera semana de julio, ya que el doctor que me la va a operar se va de vacaciones en julio y vuelve hasta en enero”, contó.

Además, señaló que “me siento desesperada y como madre quisiera ser yo la que estuviera enferma y no ella”.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido