Aquiles es el nombre del gato sordo que sucederá en el trabajo como oráculo al reconocido ‘Pulpo Paul’ para el mundial de Rusia que inicia el 14 de junio e irá hasta el 17 de julio. Él reside en el museo de Hermitage, en la ciudad de San Petersburgo.

El felino, quién ya cumplió con éxito su tarea durante la Copa Confederaciones 2017 disputada en Rusia; fue elegido por su dócil personalidad y el poco temor que él muestra ante los medios y las multitudes.

María Khaltounéne, encargada del cuidado de los animales en ese lugar, explicó que “es imposible capturar su atención mediante un sonido cuando se está eligiendo”, siendo su principal característica para la elección como vaticino.

El trabajo de Aquiles consta de la elección entre dos tazas con comida y cada uno de ellos contiene la bandera de los países que disputaran el partido. El plato seleccionado se presume como el vencedor del duelo.

Durante la Copa Confederaciones, Aquiles logró adivinar las victorias de Rusia sobre Nueva Zelanda, en el encuentro inaugural. Además la disputa entre la selección de Australia y Camerún. En estos momentos se encuentra en la prueba del traje de oráculo oficial.

Antecesor

Este furor de utilizar a los animales para adivinar, se hizo famoso debido a un pulpo llamado ‘Paul’; que fue utilizado para predecir los resultados de la selección alemana. Concretamente en la Eurocopa 2008 y en el Mundial de Fútbol 2010. Después fue usado para otros partidos acertando en ocho resultados.