Guatemala: Aprueban ley “anti-coyote” para no ser puente hacia EEUU

160

El Congreso de Guatemala votó en pleno este viernes una ley para imponer penas de hasta 13 años a cualquier persona que trafique con inmigrantes, presionados por Estados Unidos que busca frenar el ingreso creciente de personas indocumentadas a través de sus fronteras.

La ley es conocida la “anti-coyote” (anti-traficantes de personas) y está dirigida a castigar a los contrabandistas que trafican con personas utilizando como puente a Guatemala.

Con el voto de los 118 diputados presentes, las penas quedaron establecidas: prisión de seis a ocho años para cualquier contrabandista que ayude con pasajes, trámites de documentos ilegales o empleo; más de 13 años de prisión en caso de que se involucre a niños o mujeres embarazadas.

De igual forma, cualquier guatemalteco podrá recuperar los pagos hechos a “coyotes” por concepto de cualquier trámite y será recompensado por daños físicos o psicológicos.

Además, se establecieron multas de hasta 50,000 dólares por la entrega de documentos falsos a los migrantes y a aquellos que paguen a traficantes para conseguir trabajadores ilegales.

Tras más de un año de discusiones, el Congreso aprobó estos cambios a la Ley de Migración para evitar una crisis como la de 2014, cuando miles de niños sin padres -unos 60,000- procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador, desbordaron la frontera sur estadounidense para reunirse con sus familias.
Aunque durante décadas los centroamericanos han tratado de escapar de la violencia y pobreza de su país yendo a Estados Unidos, esta ruta también está atrayendo a otros migrantes, como los sirios.

La agencia Reuters informó de cinco sirios que cruzaron dos continentes y cinco países luego de que un contrabandista turco le prometiera un trabajo y casa en Guatemala. Fueron detenidos por las autoridades de Honduras.

Jean Paul Brière, jefe del comité de la migración en el Congreso de Guatemala, dijo a Reuters que la ley demuestra el compromiso de Guatemala con Estados Unidos.

“La situación con el éxodo de los niños migrantes (a Estados Unidos) ayudó a la ley a obtener una aprobación más rápida”, dijo. “Ahora es posible castigar a estos grupos que, en su mayoría, se enriquecen con los inmigrantes y los utilizan para traficar dinero, drogas y armas (…) para explotar a los niños y las mujeres”.

 

 

Univisión Noticias