Aprenda a mantener la calma y disfrutar de sus beneficios

188
Calma
Tener autocontrol y mantener la calma te hará responder mejor a cualquier situación.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. – Quizás no es fácil ni sencillo mantener la calma, pero lograrlo te traerá muchos beneficios, porque manejar las situaciones con frustración puede hacerte desaprovechar tu potencial, por eso, haga lo que haga mantenga la calma y observe.

En primel lugar, la alteración provoca reacciones y el cuerpo envía señales, como la aceleración del pulso, aumento de la temperatura corporal, musculos tensos y alza de la voz.

Sin embargo, tener autocontrol y mantener la calma te hará responder mejor a cualquier situación. La practica hace al maestro, lo único de que debe hacer para ser el dueño de sus momentos y no dejarse llevar es confiar en sí mismo.

Lea también: Salud emocional y física: cinco tipos de meditación que puede practicar en casa

10 maneras de mantener la calma en cualquier situación
 Identifica las señales de alarma:
Es importante que sepas identificar cómo reacciona tu cuerpo en esas circunstancias para aprender a mantener la calma en momentos posteriores. Ante todo, piensa en positivo.

Si crees cree que es capaz de parar la situación, parará la situación y podrá mantener la calma. Si usted capaz de controlar tu cabeza, más de la mitad de la batalla la tiene ganada. ¿Cómo mantener la calma? Confíe en usted y en sus posibilidades para conseguir cualquier cosa que se proponga. Piense que “no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo aguante” y que “después de la tormenta, siempre viene la calma”.

1-2-3-4-5….9-10”:

Créame cuando le digo que es preferible que se tome su tiempo para contar números (ya sea hasta el 10 o hasta el 100) hasta relajarse. Entrene la respiración lenta y profunda cuando se sienta cómodo y tranquilo, para que en situaciones complicadas y cuando esté nervioso, sea capaz de hacerlo de manera automática.

Distánciate por un momento de la situación: 

Aléjese de la situación e intente tomar aire puro. Otra opción siempre que sea posible, es lavarte la cara con agua fría para hacer que la frecuencia cardíaca disminuya. Esto le ayudará a calmarse. No podemos olvidarnos de los beneficios que podemos conseguir con la música cuando estamos estresados. Combata el estrés escuchando música.

Desconecta tu cerebro, piensa en otra cosa: 

¿Has probado pensar en imágenes que te relajen? ¿Cuáles son los paisajes que te inspiran más sensación de paz y tranquilidad? Quizás si piensas en el mar, el sonido de las olas, la brisa que te llega,… te sea más fácil mantener la calma.

Analiza tu situación de manera objetiva:

Imagínese la situación que está viviendo como si no estuviera dentro de ella y el protagonista fuera otra persona. ¿Cómo lo vería? ¿Lo vería del mismo modo? Si el protagonista de esa historia le pidiera consejo, ¿qué le diría? Seguro que si no se tiene en cuenta las implicaciones emocionales, es capaz de actuar de un modo distinto y mejor.

Cuidar tu alimentación puede ayudarte a controlar tus nervios:

Muchas personas recurren a productos de bollería o chucherías porque piensan que el azúcar es bueno en estas ocasiones o incluso necesitan atiborrarse a comer de cualquier comida que pillan. ¡Error!

¿Cómo serenarnos? En casos así, los expertos recomiendan tomar chocolate negro y alimentos  ricos en vitamina C como fresas, naranjas, debido a que reducen el cortisol (hormona del estrés) y beber algún tipo de infusión relajante (por ejemplo, infusión con valeriana o alguna tila relajante) para ayudar a mantener la calma.

La naturaleza puede ser tu gran aliada:

Busque un lugar tranquilo donde se sientas cómodo y céntrase en pensar cualquier otra cosa que no sea aquello que le genera malestar.

Si en momentos de tensión tiene la opción de alejarse a algún espacio natural, ya sea la playa, la montaña, el campo,… ¡hágalo! Los colores vivos de la naturaleza hacen que su mente se relaje.

La importancia del ejercicio físico:

Da igual el ejercicio que elija, siempre es mejor salir a dar un pequeño paseo que quedarse encerrado en su habitación con los mismos pensamientos intrusivos rondando tu cabeza. El ejercicio físico ayuda a regular las emociones y gracias a que liberamos endorfinas, nos hace sentirnos más felices.

Perdona, olvida y mantén el sentido del humor:

Si queremos mantener la calma, es crucial que seamos conscientes de los errores que hemos cometido y libres para poder perdonarnos a nosotros mismos y poder liberar de este modo la culpa. Si creemos que hemos cometido algún error, debemos saber perdonarnos y darnos una segunda oportunidad.