Apertura económica no pondrá fin a la pandemia, según FEDECÁMARA

284
Fedecámara
Menotti Maradiaga, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio e Industrias de Honduras (FEDECÁMARA).

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La pandemia generada por el COVID-19 continuará sobre el territorio nacional y no se dispersará con la apertura económica, advirtió Menotti Maradiaga, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio e Industrias de Honduras (FEDECÁMARA).

«La reapertura no es para hacer fiestas ni partidos de fútbol sino que para proteger a la Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes) que necesitan abrir sus economías», dijo Maradiaga.

Asimismo, recordó que «las labores continúan en esta ‘fase 1’, donde se prioriza siempre la salud del pueblo hondureño y se verifica que los centros de triajes estén en plena operación a través de la Fuerza Honduras».

En ese sentido, el presidente de FEDECÁMARA enfatizó que la población hondureña debe aprender a vivir con el COVID-19. Lo anterior, porque la mortal enfermedad, «no termina con la reapertura económica», reiteró.

Como se recordará, días atrás las autoridades aprobaron avanzar a la «fase 1» de la apertura económica, Tegucigalpa y San Pedro Sula, están incluidas en la nueva disposición.

Lo cual significa que el comercio y algunas empresas que forman parte del pilotaje,  reanudarán actividades de acuerdo al porcentaje laboral y conforme a la región autorizada.

Es decir, en la región número 3, que incluye Tegucigalpa y San Pedro Sula, retornaron a labores un 20 % de sus empleados. Mientras que, la región 2, un 40 % y la región 1, un 60 %.

Lea también – FEDECÁMARAS: Un 43% de Mipymes desaparecerán producto de la pandemia

Circulación fines de semana

Por otro lado, Menotti Maradiaga sugirió que otros sectores que aún están en «fase 0» y que no reportan altos contagios, avancen a la siguiente fase.

«Muchas ciudades en «fase 0» están pasando por fuertes brotes de COVID-19, pero hay otras que ya no. Por tanto, pueden ser parte de la «fase 1» y también se solicitó que se autorice la circulación los fines de semana«.

Según el directivo, dicha iniciativa ayudaría con al sector mipymes, «pero en nosotros está la responsabilidad de cuidarnos la salud y la vida», agregó.

Maradiaga también recordó que conforme a los datos de la Secretaría de Trabajo, hay más de 200 mil empleados suspendidos. Además, más de 950 empresas que han cerrado temporal o permanentemente por el impacto del COVID-19.

Sin embargo, de aprobarse avanzar a la «fase 1″ en algunas ciudades, al menos 150 mil empleos podrían recuperarse».


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn