Angustia y desesperación invade a familiares de migrante que casi muere en río Suchiate

99
familiares de migrante

Honduras- Angustia, zozobra y desesperación están viviendo familiares del migrante Selvin Omar Ramos Vallecillo, de 26 años, luego de que fue reportado con vida tras casi morir ahogado en el río Suchiate, frontera Guatemala con México; hasta el momento se desconoce su estado de salud.

Cabe mencionar, que el joven era residente del barrio Bonilla del municipio de Villanueva, Cortés, y laboraba en una humilde tortillería.

Trinidad Ramos, hermana del desaparecido manifestó: “no sabemos nada hasta que supuestamente lo hospitalizaron y que le dieron de alta pero hasta el momento no sabemos nada”.

En ese sentido, esta familia le piden a las autoridades de quien no han obtenido ninguna respuesta que les ayuden a localizar a Selvin Ramos. Esto para que pueda llame a su parientes y que pasen por más angustia.

Como recordaremos, varios medios de comunicación en su momento informaron que el joven había fallecido ahogado en el rio Suchiate.

Afortunadamente, Ramos Vallecillo fue rescatado a tiempo por los propios migrantes y auxiliado por fuerzas de socorro quienes le salvaron la vida y en la actualidad se recupera en un hospital de Tapachula, México.

Sin embargo, la familia Ramos Vallecillo sigue angustiados tras desconocer el verdadero estado de salud del catracho.

Le puede interesar: Descartan muerte de hondureño en ría Suchiate, frontera Guatemala con México 

Selvin Ramos decidió emprender el viaje sin decirle a nadie

“Mi hermano se fue por la pobreza, porque no encuentra trabajo y él le dijo a mi mamá que no quería verla así como está, enferma. Él se fue sin avisarnos”, testimonio que la hermana de Selvin brindó a Diario Tiempo Digital.

El joven habría partido hace unos 10 días en la segunda caravana de miles de hondureños que se fueron huyendo del país tras la falta de empleo y la violencia que impera en el país.

Trinidad quien también brindó declaraciones a Canal 11 expresó que él antes había hecho un intento por pasar hacia los Estados Unidos y regresó apenas pesando 80 libras, sin embargo, cuando partió la segunda caravana reiteró que se iba para poder ayudar a su madre.

“Yo me desmayé, cuando miré la foto en el río que se estaba ahogando y no pude hablar más… como a las 5:30 o 6:00 de la tarde nos confirmaron que estaba hospitalizado”, dijo al medio.

El compatriota que aún continua desaparecido tiene un hijo de cinco años, según lo que informó su hermana.

«En manos de él está si regresa a Honduras o sigue su camino hacia el país del norte. Esperamos que las autoridades nos ayuden a saber que él se encuentra bien», concluyó.