“Esa sonrisa lo vale todo”: Ángel Fajardo, el guardián de los niños damnificados

293
Ángel Fajardo niños damnificados
Ángel pide a los hondureños que no apaguen la llama de la solidaridad.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Debido a la crisis que dejó la depresión tropical Eta, el lado solidario y humanitario de los hondureños ha salido a flote. Muchos voluntarios están diciendo presente para ayudar y contribuir con sus compatriotas afectados.

Son varios días, desde que los voluntarios están realizando arduas labores y a medida pasa el tiempo, a la lucha se suman más hondureños con deseos de dar una mano amiga.

Un ejemplo de esos solidarios hondureños, es Ángel Fajardo, un sampedrano que ha liderado varias actividades de voluntariado, en beneficio de miles de afectados por el ataque de Eta, al país.

«Fui a entregar unas donaciones a Chamelecón y vi la situación terrible que había en esa zona. Fue como, okay, esto no es de quedarse con los brazos cruzados», relató Fajardo, en entrevista a un medio local.

Lea también: Hondureños crean camas par donarlas y «ayudar al pueblo» 

Recolecta vía redes sociales

Las redes sociales fueron de mucha utilidad para recolectar donaciones, aunque en un principio, dudara de si la acción tendría resultado o no.

Sin embargo, la actividad de recolecta, tuvo mucha aceptación y logró que varias personas de buen corazón se unieran a la causa y aportaron para que él pudiera llevar alimentos a algunos albergues.

Ángel ha hecho más ameno el tiempo de los niños

Dentro de las labores que Ángel ha realizado, es encontrar maneras para amenizar el tiempo de los pequeñitos, buscar actividades que pudieran servir a los niños afectados a que su tiempo en los albergues, sea más ameno.

En ese sentido, Ángel llevó ayuda psicológica a dos albergues, para poder apoyar a las necesidades más inmediatas y encontrar la manera de explicarles a los niños, la situación en la que se encuentran.

Asimismo, con la ayuda de sus amigos de redes sociales, logró realizar una tarde de películas y pizza. «Fue una locura, pero al ver esa sonrisa y que aunque sea por dos horas, esos niños estaban distraídos en otra cosa, lo vale todo«, dijo.

«Los hondureños somos súper grandes y tenemos un corazón enorme; todo esto es gracias a la ayuda de mis amigos y a extraños de internet que han confiado en mí. Agradezco ser ese canal para ayudar», afirmó.

Fajardo hizo un llamado a la población para seguir apoyando a los afectados, haciendo sus donaciones o poniéndose en contacto con Ángel a través de su Instagram donde constantemente sube actualizaciones sobre la situación de los albergues o comunicándose al número +504 8781-2668


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace:https://bit.ly/tiempodigitalhn