Cancelan TPS a nicaragüenses y lo amplían a hondureños por otros 6 meses

0
844
TPS
Por seis meses se ha confirmado la prorroga del TPS.

Tegucigalpa, Honduras. – El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) de Estados Unidos, por medio de su Secretaria Interina Elaine Duke, anunció la decisión de que el Estatus de Protección Temporal (TPS), se aplazó por seis meses más para los casi 60 mil hondureños que se encuentran en este país bajo este régimen.

Según información del DHS, se anunció el fin del TPS de Nicaragua y una prórroga por otros seis meses para Honduras. Sobre la situación hondureña no han tomado una decisión definitiva.

TPS por seis meses más y con puerta sin cerrar

Con respecto a Honduras, Duke concluyó que a pesar de recibir aportes de un amplio espectro de fuentes, es necesario un tiempo adicional para obtener y evaluar información suplementaria relativa a las condiciones del país. Esto, a fin de hacer una determinación apropiadamente deliberativa de designación de TPS.

Con base en la falta de información definitiva sobre las condiciones sobre el terreno en comparación con el Huracán Mitch, el Secretario interino no ha hecho una determinación en este momento. Extendiendo automáticamente la designación actual de TPS para Honduras por seis meses, hasta el 5 de julio de 2018.

Sin embargo, dada la información actualmente disponible para el Secretario en funciones, es posible que la designación de TPS para Honduras termine al final de la extensión automática de seis meses, con un retraso apropiado.

De tal forma, todos los hondureños que se encuentran bajo este régimen en los Estados Unidos quedarían sujetos a deportación a partir de esa fecha; o en su defecto, serían legalizados nuevamente bajo este beneficio.

Nicaragua eliminada por mejora en condiciones

Por su parte, este beneficio, fue eliminado para el país de Nicaragua. El mismo cuenta también con un igual periodo de haber sido aprobado junto a Honduras.

De tal forma, a Nicaragua, una vez que se le termine el beneficio el próximo 5 de enero, habrá un periodo de 12 meses para permitir un regreso ordenado al país centroamericano. No se descartó tampoco una legalización de la permanencia de los nicaragüenses en EEUU.

La decisión de terminar el TPS para Nicaragua se tomó después de una revisión de las condiciones en las que se basó la designación original de 1999 del país; y de si esas condiciones sustanciales, pero temporales, impidieron a Nicaragua manejar adecuadamente el retorno de sus nacionales, como exige la ley.

Tampoco hubo una solicitud del gobierno nicaragüense para extender el estado actual de TPS.

Con base en toda la información disponible, incluidas las recomendaciones recibidas como parte de un proceso de consulta interinstitucional, el Secretario interino Duke determinó que esas condiciones sustanciales pero temporales causadas en Nicaragua por el huracán Mitch ya no existen. Y por lo tanto, según el estatuto aplicable, el TPS actual la designación debe ser terminada.

Confirmación

Por su parte, esta información fue confirmada esta misma noche en Tegucigalpa, por la Canciller María Dolores Agüero.

En ese sentido, Agüero explicó lo que anteriormente se dijo. Dando a conocer que el gobierno de los Estados Unidos no ha tomado una decisión oficial sobre este régimen beneficioso para Honduras.

De tal forma, el periodo quedó extendido automáticamente para los hondureños en Estados Unidos, bajo este beneficio.

De igual forma, remarcó que los hondureños que gozan de este beneficio “han presentado buen comportamiento” viviendo en este país.

TPS
Agüero en su comparecencia.

Ellos “son buenas personas”, y merecen que se luche para beneficio de ellos, dijo la canciller.

Asimismo,  Agüero dijo que el gobierno se solidariza con el hermano país de Nicaragua; ya que ellos no corrieron con la misma suerte de Honduras, y el TPS para ellos fue cancelado.

“Seguiremos con los esfuerzos para lograr una regularización permanente” de este régimen, mencionó Agüero en cuanto al tema.

“Van a ser seis meses de discusiones diplomáticas para lograr esta regularización” expresó la canciller.

“Les mandamos un mensaje de calma al pueblo hondureño. El gobierno va a seguir trabajando” dijo.

Asimismo, manifestó que Honduras tiene las “puertas abiertas” aún, para poder optar por esta regularización; misma que se buscará durante estos seis meses de ampliación.

Por su parte, el presidente hondureño Juan Hernández, afirmó este lunes que “Cada compatriota acogido al TPS, en caso de que fuera una respuesta negativa de parte del Gobierno de Estados Unidos, sepa que Honduras lo van a recibir brazos abiertos”, dijo.

Relacionado: Unos 60,000 hondureños serían deportados si se cancela el “T.P.S.”

TPS

El TPS fue otorgado la primera vez el 5 de enero de 1999 durante el gobierno del presidente Bill Clinton. Esto, como parte de una respuesta humanitaria de Washington tras el paso del huracán Mitch por Centroamérica a finales de octubre del año anterior. Desde entonces había sido renovado más de una docena de veces.

Además de frenar temporalmente las deportaciones, el TPS otorgaba una autorización de empleo que expira al término de la última prórroga.

Según datos de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) el programa beneficia a:

86,163 inmigrantes hondureños y 5,349 nicaragüenses. La cancillería de Tegucigalpa, en cambio, habla de unos 57,000 beneficiarios. Mientras que la cancillería de Managua cita a unos 2,500.

Desde entonces, la ampliación del TPS genera un clima de estabilidad para los hondureños que viven en Estados Unidos. Así como para sus familiares en Honduras, quienes dependen en gran medida de las remesas que envían de forma regular.

En 2016, Honduras captó alrededor de 4,000 millones de dólares. Esta cifra fue superior a los 3, 26 millones captados en 2015.

Se espera que en 2017 crezcan más de 27 por ciento en relación a 2016; año que también reportó un incremento 23.3 por ciento en relación a 2015.

Las remesas constituyen el 18 por ciento del PIB de Honduras, según datos de las autoridades nacionales.

Importante

Los nicaragüenses y hondureños con TPS deberán volver a solicitar documentos de autorización de empleo para poder trabajar legalmente en los Estados Unidos; esto, hasta el final de los períodos de rescisión o extensión respectivos.