Amnistía Internacional condena excesivo uso de la fuerza contra manifestantes en Honduras

244
Amnistía Internacional
Según Amnistía Internacional, las fuerzas militares controlan las protestas en Honduras.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. En un reciente informe del movimiento global, Amnistía Internacional, se detalla que al menos seis personas murieron en Honduras desde abril, por el «excesivo uso de la fuerza» por parte de los entes de seguridad del Estado en contra de los manifestantes.

En los últimos días, en Honduras las protestas en las calles han sido constantes debido a varias exigencias, entre ellas, el respeto de los derechos humanos.

Por lo tanto, las acciones por parte de los entes de seguridad a causa de ello han sido condenadas por parte de Amnistía Internacional. Según dijo a la agencia Efe en Tegucigalpa, la directora para las Américas de AI, Erika Guevara Rosas.

Dicha condena ha sido ya conocida por medios de comunicación internacional, los cuales ya han hecho eco de la reacción.

De acuerdo a medios internacionales, a la activista le preocupa también «el uso excesivo de la fuerza y el uso excesivo de la fuerza letal». Señala que esto viene por parte de los organismos de seguridad durante las protestas». A su criterio, en las mismas solo se exige la «rendición de cuentas y el respeto de los derechos humanos».

Militares controlan las protestas en Honduras 

Guevara Rosa dijo que AI documentó en Honduras seis casos de violaciones de derechos humanos. Entre esos, se incluye la muerte de dos personas en el contexto de las protestas.

«Lo que hemos visto en las últimas semanas es realmente perturbador. Es un contexto represivo donde las Fuerzas Militares están en el control de las protestas. Y hacen uso de armas de fuego para controlar las manifestaciones», señaló.

Es preciso mencionar, que maestros y médicos se han mantenido en las calles protestando en contra de varias medidas implementadas por el actual gobierno. Las cuales, según los gremios, apuntan hacia la privatización del sector Salud y Educación.