Ambientalistas se oponen a proyecto habitacional en La Tigra

661
Proyecto La Tigra
Los ambientalistas se encuentran preocupados por este proyecto debido a la pérdida de agua que caerá sobre la capital.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Ambientalistas se oponen rotundamente a la construcción del proyecto habitacional «Bosques de Santamaría» que se construirá en un sector del Parque Nacional La Tigra.

«Las consecuencias de este proyecto son bastante graves y por eso es que nosotros estamos haciendo esta defensa del agua en La Tigra para que suspendan el proyecto y se anulen esos permisos de construcción y también la licencia ambiental», señaló una de las defensoras del medio ambiente.

Según informan las ambientalistas, las autoridades que aprobaron el mencionado proyecto, están conscientes de que el lugar en donde se realiza la construcción es un área protegida. «Han incurrido en abuso de autoridad», subrayaron.

Por otra parte, la periodista y ambientalista, Dolores Valenzuela, señaló que este proyecto habitacional se viene gestando desde el año 2013.

«La licencia ambiental está vigente hasta 2021, no así la de la alcaldía que está hasta 2018», dijo.

«Nosotros fuimos a investigar sobre quién constituye esta sociedad Bosques de Santamaría. Aparece como representante legal el señor Tierry de Pierrefeu, su hermano Guy de Pierrefeu, que es presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT), el señor Elvin Santos como socio y constructor y la familia Midence Soto«, explicó la comunicadora.

Lea también: Global Witness: Honduras se mantiene entre los países más peligrosos para ambientalistas

El terreno no es apto 

En ese sentido, Valenzuela explicó que el Instituto de Conservación Forestal (ICF) realizó un estudio que afirma que ese sector presenta un 55% de vulnerabilidad por encontrarse en una zona de amortiguamiento.

Además, la protectora también hizo énfasis en que esta decisión afectará directamente a los capitalinos. «Es el tiro de gracia para La Tigra que produce el 30% de agua para Tegucigalpa», remarcó.

Según Valenzuela, el complejo estará integrado por:

  • 1,800 residenciales de lujo
  • 29 centros comerciales
  • Un club de ecuestre
  • Un hotel de lujo

Fiscalía aún no responde

No obstante, la ecologista reveló que ya han presentado una denuncia ante la Fiscalía del Medio Ambiente sin obtener respuesta. Asimismo, subrayó que de no obtener ayuda por parte de las autoridades hondureñas, llegarán a instancias internacionales.

«Los estamos retando aun foro público pero no en un hotel, sino en una plaza donde pueda ir todo el pueblo y podamos vernos la cara para ver quien tiene la razón», expresó.

Finalmente, Valenzuela lamentó la forma en que el estado permite el ingreso de varias compañías sin el consentimiento del pueblo. «Aquí meten las empresas, las mineras, las hidroeléctricas y todo, y al pueblo no le consultan, siempre ha sido así», concluyó.