Ambientalista chapín revela causas y magnitud de basura que llega a Omoa

0
2155
Omoa

HONDURAS. La información obtenida por TIEMPO Digital a través de Julio Gonzáles, ambientalista del Colectivo MadreSelva, organización no gubernamental guatemalteca, deja entrever que la problemática de la basura proveniente de Guatemala es de una dimensión tan grande que ni siquiera reuniones diplomáticas o protestas ciudadanas podrían resolverla a corto o mediano plazo, pues se requiere que el país vecino haga inversiones millonarias y tenga voluntad de actuar.

La realidad del problema

Hay un gran vertedero municipal en Ciudad de Guatemala que contamina el río Motagua y podría ser el principal causante del masivo arribo de basura a las playas de Omoa, Cortés.

«La cuenta del río Motagua es la más grande que nosotros tenemos, que atraviesa unos 26 municipios y la mayaría botan hacia allí aguas residuales y, desde luego, bastante basura. El problema fundamental es en Ciudad de Guatemala. En Ciudad de Guatemala funciona un vertedero municipal que no da abasto y junta la basura de entre cuatro y cinco municipios», dijo en exclusiva, vía teléfono, Julio Gonzáles.

«Vertedero mal manejado»

Es así como, según el guatemalteco, la capital de ese país es la mayor responsable de la basura que arrastra el río Motagua, el cual desemboca en el mar Caribe y, a consecuencia, los desechos sólidos llegan hasta las costas de Honduras y Belice. Y es que, además, Gonzáles aseveró que dicho vertedero está cerca de uno de los afluentes más grandes del río.

«Los afluentes que drenan hacia el Motagua desde la ciudad capital son los responsables del acarreo de basura, de aguas residuales y de residuos contaminantes», opinó el ambientalista.

«¡Ese es un desastre! Y es un vertedero mal manejado, porque ahí, lo que están haciendo es azolvar la cabecera de cuenta del río. Justamente en la boca del basurero hay un drenaje y ese drenaje ha tenido falta de mantenimiento. Actualmente está colapsado y toda esa agua es la que llega al Motagua«, agregó.

Nota relacionada: Guatemala, sin interés de reparar máquinas recolectoras de basura que llega a Omoa

«Negligencia»

En abril de 2016, la municipalidad de Ciudad de Guatemala, dirigida en ese momento por Álvaro Arzú, informó que más de 20 personas quedaron soterradas luego de un derrumbe ocurrido en dicho vertedero.

Ese triste acontecimiento, Gonzáles lo usó de ejemplo para denunciar la negligencia de la alcaldía capitalina, «que ha estado en manos de un mismo partido político«. A su juicio, personas con «conocimiento técnico hay, pero aquí es una cuestión tan miserable que es la gente humilde quien hace la recolección, poniendo en riesgo sus vidas. Algunas han muerto, quedando sepultadas, entonces, hay una negligencia total de la municipalidad«.

Vertedero de Ciudad de Guatemala.

Las municipalidades no invierten

Pero la contaminación del río Motagua no es algo nuevo, sino que es un problema de hace dos décadas. A pesar que en el año 2006 el Poder Legislativo de Guatemala aprobó una ley que obliga a las municipalidades a invertir en la construcción de plantas de tratamiento y así evitar la contaminación de los afluentes, los alcaldes han preferido no  hacerlo, pues hay «falta de voluntad».

«El decreto 36-2006 es un reglamento mediante el cual, todas las municipalidades deben colocar plantas de tratamiento para evitar, precisamente, la contaminación, en este caso, del Motagua. Pero debido a la corrupción, utilizan el dinero para otra cosa y después andan pidiendo prórrogas para cumplir el acuerdo«, dio a conocer Gonzáles.

Desde el 2006, cuando se aprobó dicho decreto, han pasado 14 años y las municipalidades «Pidieron hasta la fecha tres prórrogas y no han cumplido todavía con la construcción de plantas de tratamiento», agregó.

Por otro lado, Gonzáles aseguró que Guatemala no cuenta con la tecnología adecuada para recoger la basura y evitar que llegue a otros países.

«No la han podido contener porque no tienen tecnología y realmente es falta de voluntad para sanear las cuencas de nuestro país. Sobre el río Motagua hay preocupación, porque es un río limítrofe (…) y distribuye la basura en la costa atlántica«.

Le podría interesar: Omoa se cansó de la basura proveniente de Guatemala; habrá protestas en frontera

Otras debilidades de Guatemala

La nación vecina no tiene «ley de aguas» y tampoco «política de administración de cuentas», y según Gonzáles, esas son falencias que contribuyen a que las autoridades tengan interés de procurar no contaminar las fuentes del vital líquido.

«Ese es otro problema, que no hay política de administración de cuencas. Aquí en Guatemala no tenemos ni siquiera ley de aguas, mucho menos de aguas trans-fronterizas y de verdad es una necesidad a nivel centroamericano, porque compartimos ríos«, explicó.

Honduras

Mientras Guatemala continúa dándole largas al problema de contaminación, los residentes de Omoa, Cortés, dicen estar cansados de recoger las «toneladas de basura» que llegan a sus playas y exigen al país vecino que se haga responsable.

TIEMPO Digital se contactó con Junior Madrid, presidente de la Comisión Ambiental de la Sociedad Civil de Omoa. Él describió la cantidad de basura que llega a ese municipio como algo «imposible de calcular».

«Es incontable. Interminable. No se puede medir la dimensión, ni siquiera hacer una aproximación. Es tan exagerado que más bien pareciera que se trata de un ‘universo de basura’. Lo que sí podemos decir es que recolectar la basura nos cuesta unos L100,000 mensuales. Pero, mire, la actividad se puede hacer todos los días y nunca se termina«, reveló él.

Además de eso, según Junior Madrid, la Comisión Ambiental de Omoa no quiere que Guatemala sólo salga a decir que va a contratar a más personas que contengan su basura para que no llegue a Honduras, porque «una biobarda no es garantía», sino que asigne presupuesto anualmente para combatir la contaminación.

«Nosotros no queremos que se trabaje con un paliativo. Necesitamos que en el 2021, en el Presupuesto General de la República de Guatemala, el gobierno asigne un fondo para desarrollar los macro proyectos de manejo de desechos. Solo así se va a resolver el problema», opinó Junior.

Lea: Cuatro proyectos hidroeléctricos y ninguno beneficia Omoa: Sociedad civil

Biobarda industrial instalada en el río Motagua.

Cancillería pasiva

Asimismo, hizo un llamado a la Cancillería hondureña para que intervenga «y no asome las narices solo cuando hay presión mediática».

«Ya no queremos ser parte de reuniones diplomáticas, improductivas, en donde vamos a tomar café, a comernos un postre, a hacer tertulias y a mirar una presentación en ‘data show’. Qeremos soluciones concretas. El municipio ya no puede seguir tolerando la irresponsabilidad de Guatemala ni cargar con los costos de la limpieza», sostuvo.

Finalmente, advirtió que, en caso de no obtener una respuesta que llene sus expectativas, la sociedad civil de Omoa está dispuesta a dirigirse hacia la frontera y protestar, pues a lo mejor así, cualquiera de las dos partes les escucha.

«Omoa ya no está dispuesta a seguir tolerando. De hecho, estamos pensando en ir a ejercer presión allá en el límite fronterizo de Corinto. Así llamamos  la atención y decirles a los hermanos guatemaltecos que queremos soluciones», cerró.


Nota para nuestros lectores:

? Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn.