La Oposición establece seis condiciones para unirse al diálogo nacional

281
Alianza de Oposición
El expresidente (2006-2009) enfatizó además que no se sentarán como institución política con Juan Hernández ni con sus empleados.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. En su regreso al país, el coordinador de la oposición hondureña, Manuel Zelaya Rosales, anunció que ese movimiento político determinó seis condiciones para incorporarse al diálogo nacional.

La militante del Bloque Opositor, Ricci Moncada, dio a conocer las peticiones dirigidas al represente de las Naciones Unidas en Honduras, Igor Garafulic.

En ese sentido, Moncada explicó que solicitan la instalación de una comisión especial de ambas partes. Además, integrada por la alta comisionada de las Naciones Unidas para el tema de derechos humanos.

Condiciones de la Alianza de Oposición

También, la vigencia del derecho a la verdad. “El pueblo hondureño tiene derecho a saber la verdad de por qué el sistema de transmisión (en las elecciones) se cayó”.

“En este segundo punto se establece la auditoría forense sobre ese sistema de transmisión”, reiteró.

De igual manera, aseguró que la Alianza no confía en la palabra ni en la firma del mandatario, Juan Hernández. “Tiene una larga historia de mentiras e incumpliendo”.

“Se exige reformas electorales, nuevos censos, nuevas tarjetas de identidad. Así como segunda vuelta, sistema de justicia electoral, nuevo Tribunal Electoral y un Registro Nacional de las Personas como condición sin qua non (condición) para este proceso”, especificó.

Asimismo, un mediador por cada parte involucrada, con derecho a veto hasta la aceptación recíproca. En un quinto punto, figura el plazo de la mediación que debió de ser de 30 días hábiles. “Una vez que se pudiera determinar que Salvador es el legítimo presidente, entonces debe de entregar el cargo”,

“En caso contrario, debe procederse a celebrar un nuevo proceso electoral en base a la carta democrática, a aceptar y celebrar una segunda vuelta o la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente o Plebiscito”, puntualizó.

Seguidamente, piden una cláusula de sanciones políticas, económicas y sociales. Se dijo que en esta deben quedar establecidas en una ley especial emitida por el Congreso Nacional en el marco de la carta democrática en los casos de incumplimientos.

Posiciones

Entre tanto, Zelaya dijo que las condiciones antes mencionadas “son para que el diálogo no se convierta en una payasada”.

“Cuando las posiciones son contrapuestas, cuando un sector tiene una posición radical y el otro demanda la misma situación no hay forma de ponerlos de acuerdo”, argumentó.

El expresidente (2006-2009) enfatizó además que no se sentarán como institución política con Juan Hernández ni con sus empleados. “Estamos condicionando que venga un mediador internacional para que inicie el diálogo. Tiene que tener condiciones vinculantes”, concluyó.