¡Alerta agricultores! Período de canícula se extenderá entre 10 y 20 días más

870
canícula en Honduras

HONDURAS. La Canícula en Honduras en el 2018 comenzó relativamente temprano este año (1 a 5 de julio) y tendrá más duración de lo normal (45-55 días).

Expertos de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO) pronostican que se iniciaría en fechas diferentes en las zonas productoras. Debido a eso, determinaron que la canícula inició el 01 y 05 de julio en algunas zonas. En otros sectores del país se reportará entre 06 y 10 de juli; mientras que del 11 al 15 de julio en otras regiones.

De acuerdo con los expertos, se espera que la canícula finalice a mitad del mes de agosto; sin embargo, consideran que en algunos departamentos podrá prolongarse unos días más.

En ese sentido, las zonas en donde se espera que la canícula tenga mayor impacto son:

  • Comayagua
  • La Paz
  • Choluteca
  • Valle
  • El Paraíso
  • Francisco Morazán,
  • Norte de Intibucá
  • Sur de Yoro
  • Y, suroccidente de Olancho.

Según los pronósticos, la canícula comenzaría a impactar los cultivos entre el 01 y 10 de julio y finalizaría entre el 21 y 25 de agosto. Lo anterior, causará una disminución en la precipitación durante un período de 45 a 55 días.

Francisco Argeñal, experto en el tema, definió la canícula como una disminución dada en las lluvias de la estación lluviosa.

Según Argeñal, dicho fenómeno se presenta cada año en el centro, sur y occidente de Honduras. En ese sentido, confirmó que esa disminución normalmente ocurre en la segunda quincena del mes de julio y en la primera quincena de agosto. Asimismo, indicó que la canícula dura alrededor de 30 días.

Le puede interesarAgricultores de Honduras esperan una temporada lluviosa favorable

Cultivos de postrera deben reprogramarse

Argeñal dijo que este año ya se está en canícula, comenzó en los últimos 5 días del mes de junio. De acuerdo con los pronósticos, ese fenómeno estaría terminando entre el 15 y 20 de agosto. Eso, en varios sectores del Corredor Seco de Honduras.

A efecto de eso, Argeñal advirtió que los cultivos de postrera se deben reprogramar. Lo anterior, porque agosto será bastante seco y no se podrá sembrar normalmente en postrera.

“Agricultores deben buscar asesoría de los técnicos agrícolas para saber que sembrar y cuándo sembrar”, puntualizó el entendido en el tema.

De ese modo, informó que la próxima semana técnicos de COPECO se reunirán con técnicos agrícolas de la SAG. Así como también con varias oenegés y organismos internacionales que desarrollan programas alimentarios en el corredor seco. Lo anterior, será para establecer recomendaciones sobre qué sembrar y cuándo sembrar en las distintas regiones de Honduras

Argeñal reveló que el pronóstico planteado establece que la canícula generalmente afectará la parte del corredor seco. “Lo que pasa que para septiembre se espera que se den condiciones ya de formación del evento del niño. Dicho fenómeno se presentará con una intensidad débil. Eso va a ser que la lluvia de septiembre y octubre sean un poco irregulares. Todo eso se va a analizar para poder decir que sembrar y cuando hacerlo”, reiteró.

El entendido en el tema señaló que la mayor intensidad de la canícula se presentará en el sur de Honduras. Asimismo, en dicha región también se reportarán los efectos adversos del fenómeno del niño.

Canícula durará entre 10 y 20 días más que el promedio

Normalmente, la canícula se da entre la segunda quincena de julio y la primera quincena de agosto. Por lo que dura alrededor de 20 a 30 días. Dicho fenómeno se presenta en el centro, sur y occidente de Honduras.

“En la canícula no es que deja de llover sino que llueve muy poco. Cuando las ondas tropicales pasan dejan poca agua. Durante ese período no pasan en la misma cantidad las ondas tropicales y no dejan la misma cantidad de precipitaciones.

Como cuando estamos en junio o en septiembre que son los meses donde más se presentan lluvias”, añadió.

Para este año se pronostica una canícula más larga, se habla de una duración de 40 a 50 días. Lo anterior, se registrará en la mayor parte de Honduras. Para este año se habla de una duración de entre 10 o 20 días más que el promedio.

Eso, se deberá a las condiciones neutras del Pacífico y las condiciones del niño. Asimismo, está relacionado con el aceleramiento del viento del este. Lo que prácticamente no deja entrar la brisa del océano Pacífico hacia el centro de Honduras. Dicha situación disminuye considerablemente la lluvia en el corredor seco.

Argeñal indicó que a parte de esas complicaciones, dará recomendaciones para que la población se prepararse con las temperaturas altas.

De igual forma, harán recomendaciones para tener una mejor distribución irregular de la lluvia que registrarán con dicho fenómeno.

Informó que en los próximos días publicarán un documento que van a socializar a nivel de los medios de comunicación. Eso, para informar a la población de cómo enfrentar ese período.