MP afirma: conductor que atropelló a fiscal conducía alcoholizado y medicado

500
conductor que atropelló a fiscal iba borracho
Exámenes de orina y sangre confirmaron que Samuel Martínez conducía bajo los efectos del alcohol. Además, ingirió minutos antes un medicamento que también le afectó.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Bajo los efectos de bebidas alcohólicas se conducía el hombre que atropelló y mató al fiscal Eblin Macías la mañana del viernes frente a las instalaciones de la sede principal del Ministerio Público (MP) en la capital.

Desde que se informó del hecho, trascendió la versión de que Samuel de Jesús Martínez Pinel había ingerido ese tipo de sustancias en demasía, lo que provocó que perdiera el control de su vehículo.

Ahora, la Fiscalía, a través de la Dirección de Medicina Forense, constató la condición del implicado a través de la extracción y consecuente evaluación de una muestra de sangre; además, de un frasco de orina.

Luego del análisis, se concluyó que Martínez manejaba mientras traía en su cuerpo una concentración de etanol de 236.63 mg/100ml. Según la tabla oficial de toxicología, ese nivel de alcohol repercute en una mala respuesta motora y una disminución de reflejos.

Antecedente: VÍDEO| Hombre supuestamente alcoholizado atropella a fiscal del MP; murió en el hospital

Medicamento influyente

Asimismo, se detectó en su sangre la presencia de un medicamento que también le habría afectado.

Los expertos que evaluaron el vital líquido corporal identificaron que el acusado consumió benzodiacepinas tiempo antes del incidente. El informe especificó que esa medicina puede lentificar el funcionamiento psicomotriz, lo que puede contribuir a accidentes.

¡No podía circular!

Otra parte de la investigación se centró en si Martínez tenía permiso para transitar por las vías públicas ayer, viernes.

Cabe decir que el último dígito de su tarjeta de identidad es un «6», y quienes tenían autorización para eran quienes cuyo último número es un «7«. Al respecto, tampoco se identificó que él tuviera un salvoconducto que le otorgara un permiso especial.

En virtud de ello, la autoridad lo consideró como una transgresión a las disposiciones emitidas por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER) para evitar la propagación de COVID-19.

Por tanto, también deberá responder en el proceso legal su contra por el delito de desobediencia; además, se le acusará por otros cuatro delitos. El MP ya presentó el requerimiento fiscal pertinente.


Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn.