Tegucigalpa.- Miembros de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) dieron inicio a la ordenanza de decomisar los vehículos abandonados en las diferentes vías públicas alrededor de la ciudad capital.

En ese sentido, esta semana dio inicio al operativo anunciado por la AMDC, en diferentes zonas de la capital.

De tal manera, la alcaldía dio inicio a los intensos operativos de decomiso de carros chatarra o en mal estado; mismos que representan criaderos de zancudos, escondites para delincuentes y obviamente obstaculizan el trafico vehicular.

La puesta en marcha de esta iniciativa tiene como propósito despejar las calles y aceras; para con ello, dar mayor fluidez en el tránsito de los peatones y automóviles.

Noticias: Paso vehicular del Prado hacia el estadio estará cerrado

Además se planea brindar más seguridad. Ya que estas unidades en algunos casos sirven como escondite de personas antisociales, según dio a conocer la AMDC.

En apego a la ley

carros chatarra
En diferentes zonas de Tegucigalpa y Comayagüela se encuentran estos automotores.

Por su parte, la Gerencia de Movilidad Urbana de la comuna informó que la medida está contemplada en el artículo 155 del Plan de Arbitrios. Por lo que toda unidad en situación de abandono será removida con las grúas municipales.

En primera instancia el personal de la dependencia municipal requerirá a los propietarios de los automotores. Quienes deberán retirar  los carros chatarra de las áreas públicas donde se encuentren. Esto, en un plazo máximo de 48 horas, de lo contrario se procederá a su decomiso.

El artículo en mención establece los siguiente:

“Se autoriza a la Gerencia de Movilidad Urbana para que decomise los vehículos, chatarra, demás bienes y objetos que se encuentran abandonados en la vía pública; o bien aquellos que, aunque teniendo un dueño conocido se encuentren estacionados en el paso de vehículos y peatones”.

Asimismo, la autoriza para que:

“Mediante el uso de grúas u otro mecanismo de transporte, se trasladen los vehículos, chatarra, bienes u objetos decomisados al o los predios que a efectos habilite. Trasladando el costo en que se incurra al propietario de dichos bienes u objetos. Más una multa de 400 lempiras por los vehículos estacionados en lugares prohibidos o restringidos para este fin”.