TEGUCIGALPA, Honduras. – El exministro de Finanzas de la República de Honduras, Arturo Alvarado, externó su preocupación por el acelerado crecimiento de la deuda estatal respecto al Producto Interno Bruto (PIB) del país.

El PIB equivale al valor monetario de la producción de bienes y servicios del país durante un año. En el año 2016, Honduras reportó una cifra de 21.52 miles de millones de dólares.

Alvarado, un erudito en temas económicos, advirtió las consecuencias en relación al alto nivel de endeudamiento en el sector privado.

El titular de la Secretaría de Finanzas en la administración de Ricardo Maduro enfatizó la gravedad del déficit económico. En ese sentido, valoró que en términos cuantitativos, el endeudamiento actual es superior al que existía cuando se logró la condonación de la deuda externa de Honduras en el año 2005.

Asimismo, Alvarado calificó la situación como una «bandera roja». Esto, considerando que la deuda del país se acerca a un 50 por ciento en relación al PIB.

Esto también te puede interesar: ¿Cómo puedo conseguir una residencia en Estados Unidos?

Consecuencias de la deuda externa

El exministro de Finanzas, Arturo Alvarado, lamentó que en términos cuantitativos, el endeudamiento público actual es superior al que existía cuando se logró la condonación de la deuda externa en el año 2005.
El ex ministro de Finanzas, Arturo Alvarado, lamentó que en términos cuantitativos el endeudamiento público actual es superior al que existía cuando se logró la condonación de la deuda externa en el año 2005.

El economista de profesión explicó que la deuda puede afectar el presupuesto del Estado en el futuro cercano. Esto se debe a los financiamientos multilaterales empleados para complementar la partida presupuestaria, como la emisión de bonos soberanos.

«Esto puede ser una limitante que afectaría al presupuesto más adelante. El objetivo debe ser acelerar el crecimiento económico para reducir la deuda», resaltó Alvarado.

Finalmente, el exfuncionario destacó que el creciente endeudamiento del Estado debe ser un motivo de preocupación para el país.

En declaraciones vertidas el pasado mes de julio, el economista Jorge Oliva también expresó su preocupación por la curva ascendente del déficit.

El experto advirtió que el gasto corriente sigue disparando la deuda pública que ronda los 15 mil millones de dólares. Además enfatizó que cada hondureño que nace actualmente debe alrededor de mil dólares en relación a estas cifras.