Al menos 14 muertos deja enfrentamiento entre narcos en Chihuahua

155
Los muertos podrían elevarse, aseguran autoridades.

México. Un enfrentamiento entre dos supuestas bandas del crimen organizado ha dejado al menos 14 muertos en el municipio de Madera, Chihuahua, al norte de México.

Por su parte, Óscar Aparicio, director de la Policía del Estado, ha informado de que la pelea entre grupos rivales sucedió entre las cinco y seis de la mañana.

Elementos del Grupo de Reacción se encuentran en esa región de difícil acceso resguardando la escena del crimen y levantando los cuerpos de las víctimas.

“No descartamos más bajas, fue un enfrentamiento muy fuerte”, ha dicho Aparicio a la radio mexicana. Asimismo, el portavoz de la Fiscalía local, Félix González, informó en un primer momento de 26 fallecidos. De tal manera, Aparicio ha dicho que el enfrentamiento se dio entre células de la organización La Línea y criminales del Cártel de Sinaloa.

Elementos del Grupo de Reacción se encuentran en esa región de difícil acceso resguardando la escena del crimen y levantando los cuerpos de las víctimas.

Estos, dos grupos se están disputando las actividades ilícitas en la región.

“Tenemos detenidas a tres personas. Dos son de La Línea, el grupo local, y uno de Sinaloa”, confirmó Aparicio.

Las autoridades también incautaron diez vehículos, 20 armas largas y un lanzagranadas.

Por su parte, el director de la policía local describe una escena terrorífica. Aparicio asegura que eran “más de 60” delincuentes los que protagonizaban una batalla campal cuando recibieron una llamada de auxilio de los pobladores.

La policía arribó con relativa rapidez a la región de Las Varas, una zona de difícil acceso que se encuentra a 45 minutos de la cabecera de Madera, un municipio de 15.500 habitantes.

“Al momento de llegar fuimos atacados y repelimos la agresión”, explicó. Lo que comenzó siendo un enfrentamiento entre bandas rivales del narcotráfico se convirtió en una balacera entre policías y criminales.

Narcotraficantes, pelean territorios.

Las balas dañaron un vehículo de las autoridades y las esquirlas hirieron a un elemento de la policía estatal.

De tal manera, la Policía Estatal se encuentra resguardando la zona del enfrentamiento.

Mientras tanto, elementos del Ejército mexicano y de la Procuraduría General de la República (PGR) acudieron en apoyo de los policías locales.

Un helicóptero Blackhawk sobrevoló la zona para respaldar la presencia de las autoridades. “En la radio, ellos (los narcotraficantes), decían que querían ir a atacar el personal”, dijo Aparicio.

Lea también: Corea del Norte advierte de que su misil puede cargar una cabeza nuclear

Hay una explicación de por qué la policía llegó pronto a una región rural y montañosa en la frontera entre Chihuahua y Sonora.

Por su parte, la Policía Estatal lleva a cabo, desde hace algunas semanas, un operativo en la zona.

Cabe destacar, que en diciembre pasado seis policías del municipio desaparecieron en la comunidad de La Simona.

Por su parte, la desaparición de los policías desnudó la precariedad en la que vivían los uniformados de Madera.

El gobernador de la entidad, Javier Corral, ordenó reforzar la vigilancia en el municipio.

Pero los problemas no disminuyeron en la comunidad, que ha visto recrudecer la violencia en las últimas semanas. En ese sentido, el 25 de junio un grupo armado disparó e incendió la comandancia de policía del pueblo.

En el ataque murieron dos policías. Uno de los criminales detenidos este miércoles ha confirmado su participación en el asesinato de uno de esos elementos.

Las peleas entre narcotraficantes en México están imparables.
Mientras tanto, en Chihuahua los asesinatos han repuntado con fuerza en los últimos meses.

Su tasa de homicidios es de 48.6 por cada 100.000 habitantes; muy superior a la media nacional (23.1).

Asimismo, en mayo se registraron 158 homicidios, un aumento de 129% comparado al mismo mes de 2016.

Además, la violencia relacionada con los cárteles de la droga repuntó en los últimos años de la administración del presidente Enrique Peña Nieto.

Esta, arrojó un saldo cercano a 23,000 muertos en 2016, acercándose a los peores años de su predecesor Felipe Calderón (2006-2012).