Aíslan jefes de la MS-13 tras ordenar más de 270 muertes en El Salvador

En los últimos días de septiembre y primeros de octubre los crímenes aumentaron.

450
ms-13
Los 5 jefes de la Mara Salvatrucha ordenaron desde prisión más de 270 asesinatos.

Fuerzas de Seguridad de El Salvador decidieron aislar a cinco cabecillas de la Mara Salvatrucha (MS-13), por ser responsables de ordenar más de 270 muertas en menos de un mes en ese país.

En los últimos días de septiembre y primeros de octubre, se registró un incremento grave en los homicidios. Según las autoridades policiales se registra el triple de muertes que solían verse en El Salvador.

Mauricio Ramírez, ministro de Seguridad, explicó:

«Los sujetos fueron detenidos en diferentes momentos durante los días en los que los homicidios se dispararon. Ingresan a este centro penal para que sean sometidos al régimen penitenciario especial, a las condiciones más fuertes y más duras».

Según las declaraciones de Ramírez, lo que desean hacer estos cabecillas es sembrar el terror en la población. Asimismo dirigir las decisiones de los candidatos de elecciones en marzo 2018.

El director de la Policía, Howard Cotto, apuntó que estos son parte del “grupo de cabecillas de máxima influencia” de la MS-13 en libertad; quienes actuaban bajo las órdenes de los líderes históricos de la estructura encarcelados.

Además, eran los que administraban sus riquezas y daban seguridad a sus familias.

Los cinco líderes que fueron aislados se identificaron como: José Colocho, Geovanni Navarro y Óscar Valle; los de máxima jerarquía. De la misma forma, Óscar Escobar y Franklin Rodríguez.

Entre el 21 de septiembre y el 2 de octubre fueron asesinadas 272 personas; una media de 27 diarias. Esto cuando la cifra que promediaba el país anteriormente se mantenía entre 10 o menos asesinatos.

Jefes de la MS-13

Este repunte también se suscita cuando el Ejecutivo ha intensificado los registros en la capital con un mayor despliegue de policías y soldados, y con la salida de vehículos blindados y artillados a las calles.

Las autoridades de Seguridad salvadoreñas acusan a la MS-13, que Estados Unidos busca eliminar. Asimismo, al Barrio 18 y otras pandillas minoritarias de mantener los altos índices de violencia que sitúan al país como uno de los más violentos del mundo.

Actualmente, con tasas de 103 y 81,7 homicidios por cada 100,000 habitantes en 2015 y 2016, respectivamente.

Fuente: El Diario NY