Agentes Especiales exigen al Gobierno que cumpla su promesa y respete los DDHH

556
Gobierno
La tropa élite de la Policía Nacional exige al gobierno que cumpla con lo pactado en 2017

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un grupo de la Dirección Nacional de Fuerzas Especiales (DNFE), exigió al gobierno que cumpla con lo prometido en el 2017. Durante la conferencia afirmaron que la protesta no es «por un salario».

Desde las afueras de la base policial, los agentes que en su momento ya se habían sublevado, reiteraron que la protesta de «brazos caídos» no es para favorecer a ningún movimiento político, ya que la institución es puramente civil.

En ese sentido, los agentes relataron a través de un comunicado que ellos también son ciudadanos y por eso no reprimirán más a los manifestantes.» «La escala básica ratifica su compromiso con el pueblo», anunciaron.

Lea también: “Nos querían matar”, revela desde España el líder de rebelión de los COBRAS 

Burlados por el gobierno

«Manifestamos nuestro malestar y descontento ante el gobierno», expresaron mientras recordaban que aunque les prometieron ciertas garantías, hasta la fecha estas no se cumplen.

Recordaron que con la huelga realizada por el extinto escuadrón «Cobra», se alcanzó un Acta de Compromiso. No obstante la Secretaría de Seguridad dirigida por Julián Pacheco sigue sin cumplir su promesa.

«Se contemplaron seis puntos, después de la crisis poselectoral, han sido violentadas y burladas la buena fe», cuestionó.

Puntos exigidos por los agentes policiales 

El primer punto exigido por los huelguistas, fue la reintegración de los agentes despedidos por protagonizar la primera huelga.

Pocas mejoras en los seguros de vida y las condiciones de trabajo deplorables persisten. Cuando hay heridos existe una total incapacidad de atención. Añadieron que los hijos de los  policías fallecidos quedan desprotegidos.

En el caso de las «femeninas», alertaron que ellas sufren constantes acosos laborales y sexuales.

Destacaron el exceso de trabajo y discriminación a las que son sometidas sus compañeras y la escasa investigación de las denuncias.

Que se cuando se cancele un policía, se le respeten todos sus derechos y se les hagan los pagos correspondientes.