AGASE: Unas mil cabezas de ganado han muerto por sequía que afecta al oriente del país

1508
cabezas de ganado
Los ganaderos del Valle de Agalta aseguraron que en esa zona no llueve desde el mes de noviembre pasado.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Autoridades de la Asociación de Ganaderos y Agricultores de San Esteban (AGASE), aseguró ayer que unas mil cabezas de ganado han muerto por la extrema sequía suscitada en el oriente del país.

Debido a la sequía que azota Valle de Agalta, Olancho, hace unos 10 meses los productores se muestran preocupados. En ese sentido, aseguraron que no llueve desde noviembre del año pasado.

Según el integrante de la AGASE, José Oliva, esto representa una pérdida por reducción de producción de carne y leche.

«La muerte de animales está por encima de las de mil cabezas de ganado y ha generado una reducción significativa en la producción de leche entre un 75 a 80 por ciento, y un 85 por ciento de la producción de carne» aseguró Oliva.

Asimismo, Oliva catalogó de calamidad el momento que atraviesan por la canícula que azota la zona. Los ganaderos se declararon alerta máxima ante tal situación.

Lea también: Caída en precio de café ha dejado pérdidas hasta de seis mil millones de lempiras

Demandan apoyo del gobierno

El vicepresidente de la Asociación Nacional de Agricultores y Productores de Grano Básico (Prograno), Juan Valladares, pidió el apoyo del gobierno de Honduras.

Según Valladares, una de las posibles soluciones a la problemática, es la implementación de un sistema de riego. De igual manera, demandó la creación de condiciones para mejorar las tasas de interés preferencial a largo plazo.

“Se debe crear infraestructuras de riego, crear condiciones para tecnificar el agro, tasas de interés preferencial a largo plazo para sobrellevar una carga financiera”, afirmó Valladares.

Otros sectores afectados

Por otra parte, en El Paraíso se reportan pérdidas en la agricultura y la ganadería debido a las sequías.

Otros departamentos afectados son: Valle, Choluteca, Lempira y Francisco Morazán, por lo cual los ganaderos y agricultores del país se encuentran alerta. Entre los granos que se ven mayormente afectados están el maíz y frijol.