Aeronave siniestrada en Toncontín habría aterrizado en la mitad de la pista

187
Toncontín
Maradiaga dijo que el tema del lugar donde la aeronave aterrizó deberá de ser comprobada.

HONDURAS. Versiones preliminares establecen que el avión siniestrado a la altura de la colonia El Pedregal aterrizó a la mitad de la pista del Aeropuerto Internacional de Toncontín, y eso provocó que se saliera del rastro y cayera a la hondonada que está por el sector de Camosa.

Entendidos en el tema apuntan que el piloto tuvo que haber levantado nuevamente el vuelo de la aeronave.  Sin embargo, no lo hizo y eso provocó que el jet privado se saliera de la pista de Toncontín.

Cabe indicar que la aeronave aterrizó a mitad de la pista a las 11:15 a.m. En ese sentido, al parecer la mala maniobra del piloto generó el accidente de la aeronave.

Es preciso señalar que el jet cayó en medio de la mediana de la calle que conduce a El Pedregal.

Le puede interesarConstructoras de bacheo reclaman al gobierno pago de L. 600 millones

Se investigará si avión aterrizó en la mitad de la pista

En cuanto eso, el Gerente de Aeropuertos de Honduras, Edgardo Maradiaga, dio sus consideraciones en cuanto a dichas versiones.

En ese sentido, Maradiaga dijo que el tema del lugar donde la aeronave aterrizó deberá de ser comprobada. Lo anterior, se realizará mediante los correspondientes videos que las autoridades tienen al respecto.

Asimismo, indicó que todas las operaciones son monitoreadas en el aeropuerto. Por lo tanto dicha información va a ser posible contar con ella en las próximas horas.

Algunos se preguntan cómo entender el contraste que hace 15 días aterrizó un avión de gran tamaño en dicha pista. El segundo avión más grande de la Fuerza Aérea, C-17 con capacidad para más de 300 pasajeros aterrizó en Toncontín. Lo anterior, lo hizo sin ningún problema.

Mientras que este martes se accidenta un avión pequeño y la versión es que aterrizó a mitad de pista.

A eso, Maradiaga respondió que se podría entrar en un tema de especulación al respecto. Pero que el sentido común dice es que una aeronave de gran tamaño tomó las medidas correspondientes. Y, con mucha precaución realizó la operación en el aeropuerto de Toncontín.

Accidente no es ningún mensaje subliminal

Sobre si ese accidente es un mensaje subliminal para que se retome el tema de Palmerola. El gerente, dijo que no es la primera vez que ocurre una operación como esa en el aeropuerto de Toncontín. Por lo que, entienden que eso no tiene ningún mensaje.

A efecto  de eso confirmó que Toncontín sigue siendo un aeropuerto que cumple con su normativa especial en su operación. Eso genera que siga siendo seguro en la medida que se toman las condiciones que están determinadas para el mismo.

“El Aeropuerto sigue cumpliendo con su normativa de operación. Eso ha garantizado a lo largo de los años una operación donde se han dado algunos incidentes y accidentes. Pero que una vez más las medidas de seguridad operacional se toman de forma apropiada en el aeropuerto. Cuando las acciones se están tomando de conformidad con las indicaciones de aeronáutica, las operaciones han sido seguras”, aseveró Maradiaga.

Expertos: “Toncontín es un aeropuerto delicado”

De su lado, el ex director de Aeronáutica Civil, José Israel Navarro explicó que Toncontín es un aeropuerto delicado. Es por eso que se debe tener experiencia para poder aterrizar en él.

Según Navarro las compañías tienen a Toncontín como un Capitán Sont, Eso quiere decir que solo capitanes pueden aterrizar por la misma delicadeza del aeropuerto.

En ese sentido, indicó que ese tipo de avión siniestrado hoy es rápido. Por lo que en el argot aeronáutico se le conoce como “entra en caliente”.

“Es decir que la velocidad anda entre 120 y 130 nudos de aproximación final. Por lo que se debe aterrizar en las marcas blancas de la pista. Si no se logra poner allí se debe saber que se va a salir o hay que hacer una maniobra touch and go. Eso es irse al aire y volver a intentar aterrizar.

También, apuntó que lo que hizo el piloto fue apagar los motores. Lo anterior, para que no entrara en la hondonada con motores encendidos porque hubiese causado un incendio.

“Toncontin es una zona de mucha tensión, y se requiere la capacitación del piloto para poder aterrizar. Su gradiente de descenso es arriba del 3%. Eso quiere decir que para que tenga una buena entrada debe venir con el mínimo permisible de gradiente”, detalló.

Por otra parte, reveló que Toncontín ni siquiera está certificado. Hasta los momentos el único aeropuerto que estaba en proceso de certificación es el de San Pedro Sula. Dicho aeropuerto está en etapa cuatro.

En ese sentido, manifestó que Palmerola es el mejor proyecto porque dará seguridad en el aterrizaje a los pasajeros.