Acuerdos firmados entre El Salvador y EEUU no son para extender el TPS

471
Salvadoreños
Los salvadoreños deberán repatriarse a su país de origen.

EEUU-EL SALVADOR. Estados Unidos y El Salvador firmaron una serie de acuerdos sobre intercambio de información, seguridad en la frontera y tiempo adicional para que los salvadoreños con TPS puedan repatriarse a su país.

Según las autoridades estadounidenses dichos acuerdos no son una extensión de TPS. “Son una extensión del periodo de cierre paulatino. Durante ese periodo los permisos de trabajo de los ciudadanos salvadoreños con TPS serán válidos. Dicha validez durará mientras los salvadoreños se preparan para regresar a su país de origen”, aclararon los norteamericanos.

Nota relacionada: TPS se extenderá por un año más para El Salvador, confirma Bukele

Cronología actualizada para TPS

La Administración Trump está extendiendo la validez de los permisos de trabajo para los salvadoreños con estatus de protección temporal (TPS) hasta el 4 de enero de 2021.

Además, la Administración Trump proporciona a los salvadoreños con TPS otros 365 días después de la conclusión de las demandas relacionadas con TPS para repatriarse de regreso a su país de origen.

Según EEUU, bajo el liderazgo del presidente Nayib Bukele, El Salvador ha sido un socio confiable para abordar la crisis en la frontera suroeste y repatriar a los ciudadanos salvadoreños.

En ese sentido, USA espera con interés la cooperación continua de El Salvador para desarrollar la capacidad de asilo. Y que mantenga el compromiso de detener la migración ilegal en la región.

El TPS es un mecanismo legal para proporcionar un estatus temporal a algunos extranjeros que necesitan ayuda humanitaria. El objetivo de la actual administración es crear un proceso ordenado y responsable para repatriar a los salvadoreños. Asimismo, busca ayudar a los ciudadanos de El Salvador a regresar a sus hogares.

Sin embargo, una afluencia repentina de 250,000 personas a El Salvador podría provocar otra migración masiva a los Estados Unidos. Lo anterior, revitalizaría la crisis en la frontera sur.

“Teniendo en cuenta estas preocupaciones, hemos decidido proporcionar tiempo adicional para elaborar ese plan. No podemos permitir que se niegue el progreso que el Presidente ha realizado en los últimos meses”, señalaron funcionarios de EEUU.