Tela posee el acuario más grande de CA; conozca cómo fue el proceso de creación

763
acuario marino más grande de Centroamérica en Tela
El acuario marino está abierto para todo público.

TELA, ATLÁNTIDA, HONDURAS. Salir de la rutina, explorar, conocer lugares diferentes en territorio hondureño, son algunas de las actividades que hacen los ciudadanos, pero pocos conocen que existe un acuario marino en el país, que es el más grande que en Centroamérica.

Este sitio está ubicado en Tela, un lugar al que puede llegar todo aquel que quiera, desde niños, jóvenes, y adultos. La entrada es gratis y cumplen actualmente con todas las medidas de bioseguridad, informaron.

Lea también- Pasto marino: Un amigo del ecosistema marino y los arrecifes de coral

Partiendo de ello, y reconociendo que pocos conocen del acuario, saber cómo comenzó este lugar es interesante, sobre todo, porque destaca entre los países centroamericanos.

Las especies que se pueden encontrar son además de bellas, emblemáticas, una experiencia totalmente diferente. Pero, para llegar hasta ese punto, se tuvo que pasar diferentes procesos, luchar hasta alcanzar ese determinante sueño.

Por ello, Antal Borsok, quien es director de Tela Marine Research Center, compartió cómo surgió este sitio, todo el recorrido que tuvieron. Además, explicó respecto al funcionamiento del acuario, para invitar a las personas a visitarlo.

Todo comenzó hace 10 años, en ese entonces Antal y su novia Alejandra emprendieron un proyecto de vida, primero se casaron en la playa, en su hotel favorito de Tela, Honduras Shores Plantation.

Meses después de su matrimonio, compraron un «terrenito» y decidieron construir una cabaña con la esperanza de algún día retirarse y vivir ahí sus siguientes años. Pero, en ese momento, se les presentó la oportunidad de alquilar el área del Club de Playa de aquel lugar, por ello, decidieron dejar todo atrás y «corrieron» a Tela.

Todo eso ocurrió en 2019, cuando la situación política y mundial golpeó fuerte, pero con la ayuda de familiares y otras personas, sobrevivieron esos años difíciles. En 2010, Tela no tenía muchos visitantes, entonces su esposa y él decidieron aprender a bucear con un amigo que tenía un compresor portátil.

Inicio de la aventura

«Fuimos a los lugares conocidos por los pescadores como las piedras y pudimos observar hermosos corales por todas partes, pero como buzos novatos todavía no sabíamos lo que estábamos viendo», contó.

Meses después colaboraron para organizar y participar en una capacitación, para que pudieran monitorear la salud de los nuevos arrecifes de Tela. «Un equipo de expertos vino desde Roatán junto con los representantes de dos de la Organizaciones de Conservación de Arrecifes más grandes del mundo. Ellos son The Coral Reef Alliance y Healthy Reefs for Helathy People», explicó Antal.

A partir de ahí, cuando expusieron los corales, los representantes quedaron encantados, hasta se comprometieron a cuidarlos. Conforme pasó el tiempo, Antal y su esposa fundaron Tela Marine, para proporcionar la logística necesaria para los investigadores que los estaban visitando de todo el mundo.

«Un largo proceso de 6 años culminó cuando el congreso finalmente aprobó la creación del Refugio Marino de Vida Silvestre de Tela. En el proceso se fue descubriendo la inmensidad del arrecife y lo especial que es para la ciencia y la conservación», sostuvo.

El problema principal surgió luego, pues muchas personas no conocían de la existencia del sitio. Entonces, Antal y su esposa decidieron que si no podían llevar a todos los hondureños al arrecife, lo mejor sería llevar el arrecife a todos los ciudadanos. Por eso, en diciembre de 2019, abrieron las puertas del acuario marino al público en general.

Abrió en diciembre de 2019

Después del largo proceso, finalmente lograron construirlo, el más grande de Centroamérica. Un lugar que es ejemplar para Honduras, y sobre todo, un sitio donde se pueden observar no solo corales, sino especies emblemáticas.

Antal, también detalló que no recibieron ayuda de ninguna institución para el proyecto, pero tuvieron la fortuna de estar rodeados del apoyo de familia, buenos empleados, y otras personas. Asimismo, explicó que el acuario es 100 % gratis, para que todos los hondureños tengan la oportunidad de conocer las maravillas del Arrecife de Tela.

«Obviamente como estamos dentro de un Resort hay épocas como Semana Santa en las que se debe controlar el acceso a las instalaciones del hotel. Pero, con excepción de estos días muy especiales el acuario siempre es gratis», indicó.