25.6 C
San Pedro Sula
sábado, mayo 21, 2022

Acta de defunción confirma que Keyla murió asfixiada por alguien más

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Tras casi un mes de su misteriosa muerte, familiares de la joven universitaria, Keyla Martínez, hicieron pública su acta de defunción donde se confirma que la causa de su fallecimiento fue homicidio.

A través de la página de Facebook “Justicia para Keyla Martínez“, los familiares compartieron el documento que les proporcionó Medicina Forense, luego de realizar los estudios al cuerpo de la joven.

En ese sentido, se confirma que Keyla Martínez no se quitó la vida, hubo injerencia de terceras personas para que muriera.

El caso de la joven le ha dado la vuelta al país y ha sido tema de debate e indignación fuera de las fronteras desde el pasado 7 de febrero.

En la publicación de Facebook se lee: “Por si les quedaba alguna duda este es el parte de Medicina Forense de Keyla Martínez, los datos más importantes son”:

1.Estado patológico que produjo la muerte directamente: “Asfixia por sofocación por obturación de orificios respiratorios”.

2. Causa de la muerte: homicidio.

Lea además – Caso Keyla: DIDADPOL concluye investigación y abre expediente a dos policías 

Familia lo confirma

Luego de que la familia compartiera el acta, Nancy Martínez, hermana de Keyla, habló con un medio de comunicación de la capital. En la conversación aseguró que el resultado demuestra que “todos ya sabían”, y al mismo tiempo, denunció que el médico Edgar Velásquez es cómplice en el crimen.

Nancy además comentó que “se aclaró lo que ya sabíamos, a mi hermana la mataron, no sé porque hicieron eso. Mi hermana siempre fue una persona atenta y sonriente. No sé con que propósito le habrían quitado la vida a mi hermana”.

“Estamos seguros que Edgar Velásquez es cómplice del asesinato. Si está amenazado, lo dudo mucho porque es sobrino de Félix Villanueva (ex director de la Policía), acusado en 2017 por supuesto enriquecimiento ilícito”, agregó la hermana de Keyla.

De igual manera, Nancy subrayó: “Es cero las posibilidades que lo hayan amenazado a Edgar, siendo una persona de cuello blanco. Él sigue trabajando como si nada, sigue con su vida normal, mientras nosotros seguimos sufriendo la muerte de mi hermana”.

Además, Nancy puntualizó que el asesinato de su hermana Keyla puso haber sido planeado. “No vamos a descansar, al menos que a Velásquez le quiten su licencia de médico, porque es un peligro para la sociedad”.

Por último, Nancy Martínez dijo que de no encontrar respuestas en la justicia hondureña, irán a instancias internacionales para impedir que el crimen quede en la impunidad.

Muerte de Keyla 

A Keyla Martínez y el doctor Edgar Velásquez, miembros de la Policía Nacional los retuvieron la noche del sábado 6 de febrero por circular en horas del toque de queda, medida que se ha establecido en el país por el COVID-19.

Posterior a eso, los trasladaron hasta la posta policial de La Esperanza en el departamento de Intibucá, occidente de Honduras.

Keyla Martínez y su acompañante fueron separados, él quedó en una celda en compañía de al menos 10 hombres, mientras a ella la metieron sola en otra. En horas de la madrugada a la joven la trasladaron hasta el hospital de la localidad “porque se había intentado suicidar”, según la Policía.

Los entes policiales informaron que la chica había intentado quitarse la vida dentro de la celda utilizando un suéter. Sus familiares no creyeron en la información y por esa razón procedieron a las investigaciones.

Tras los análisis forenses, se confirmó que Keyla murió a causa de asfixia mecánica. Luego del informe, los familiares han comenzado con un proceso constante de lucha para que los responsables de la muerte de la joven paguen por sus actos.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido