Fatal accidente en la CA-5 deja sin madre y abuela a un menor de edad

415
CA-5
El conductor del busito falleció tras el impacto

TEGUCIGALPA. HONDURAS. El menor Nicky Vásquez celebró el lunes sus ocho años de edad, sin imaginarse que serían los últimos días que compartiría con su madre y abuela, víctimas mortales del fatal accidente originado esta mañana en la carretera CA-5, que conduce de Tegucigalpa hacia el norte de Honduras.

El menor fue trasladado al Hospital Escuela Universitario (HEU) con heridas en su cuerpo y preguntaba por su madre sin saber la triste respuesta. La tragedia enlutó a una familia hondureña, perdiendo la vida dos féminas identificadas como María Jackelin Medina (madre) y Gaby Melissa Vásquez Medina (hija).

Se conoció que ambas habían retornado a Honduras junto con el menor. Habían disfrutado de unas vacaciones en Estados Unidos y aprovecharon para festejar el natalicio del menor. Los tres llegaron al aeropuerto Ramón Villeda Morales hacia la capital.

Ante el fatídico accidente el menor resultó herido y trasladado al Hospital Escuela Universitario (HEU), en donde se recupera satisfactoriamente. También resultaron sin vida Faustino Ponce Matta, Elia Hernández, y cuatro personas heridas.

“Las personas se encuentran estables y están fuera de peligro, pero están con laceraciones, traumas generalizados y probables fracturas”, manifestó el portavoz del Hospital Escuela Universitario (HEU), Miguel Osorio.

Lea también: Sigue desaparecida: joven se fugó de su casa tras discusión familiar 

Busito impactó con rastra que estaba estacionada 

Según informe, el microbús en el cual se conducían las personas chocó contra una rastra que estaba estacionada por supuestas fallas mecánicas. La parte policial agregó que las personas no contaban con su dispositivo de cinturón de seguridad.

El accidente ocurrió alrededor de las 04:00 de la madrugada. Esto, en el kilómetro 10 de la carretera CA-5, que de la capital conduce al norte del país. Edwin Hernández, conductor de la rastra dijo que estaba aparcado por una falla mecánica, pero que había colocado en la vía las señales de tránsito para advertir el peligro.