Sebastian Vettel y la escudería Ferrari ganaron el domingo en el Gran Premio de Bahréin, su segunda victoria en el mismo número de carreras de la temporada.

Sin embargo el triunfo del equipo italiano fue ensombrecido por un accidente en el que uno de sus mecánicos se rompió una pierna; cuando fue golpeado por el coche de Kimi Raikkonen durante una parada. 

Por su parte, Raikkonen trató de salir de la parada en boxes antes de que las cuatro ruedas de su vehículo estuvieran aseguradas. También uno de los neumáticos traseros golpeó a un miembro de su equipo. Un video del momento muestra la pierna del mecánico doblándose de forma horrible.

Así mismo el finlandés se retiró de la carrera mientras que se brindó asistencia médica al mecánico.

Aunque la escudería tuiteó que el mecánico, Francesco, había sufrido fractura de tibia y peroné.

En consecuencia Ferrari había sido multado el viernes con 5.000 euros luego que; durante una práctica, Raikkonen dejara la parada en boxes sin uno de sus neumáticos bien asegurado.

«No sé cuál sea su estado», dijo Raikkonen tras la carrera del domingo. «Seguro que no muy bien».

Especialmente un sistema de luces de tráfico es utilizado para avisar al conductor cuando puede salir de la parada.

Seguidamente: «Yo salgo cuando la luz está en verde, no veo lo que ocurre detrás», añadió Raikkonen. «Mi trabajo es salir cuando la luz cambia».

Defensor

El campeón defensor Lewis Hamilton terminó tercero. Fue una emocionante carrera que vio a Vettel exprimir al máximo los neumáticos que utilizó desde la vuelta 18. Fue una carrera de 57 vueltas, para vencer a Valteri Bottas por solo 0,699 segundos.