Abogado: No existe ningún impedimento para que devuelvan los bienes a la familia Rosenthal

1054
Bienes familia Rosenthal
La OFAC ya eliminó de su lista a varias empresas pertenecientes a la familia Rosenthal.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El representante legal del Grupo Continental, Marlon Duarte, dio a conocer que ya «no debería de existir ningún impedimento para que se les devuelvan los bienes a la familia Rosenthal«.

En tal sentido, el abogado explicó que ante el aseguramiento e incautación de los bienes por parte del Ministerio Público (MP) -a estas instancias- ya se tendrían que haber regresado todas las empresas y propiedades de los cuales fueron despojados hace unos años.

Y es que, actualmente, estos activos y entidades no forman parte de la lista de la Oficina Administradora del Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (OFAC, por sus siglas en inglés).

Duarte explicó que la Empacadora Continental S.A. de C.V., el Banco Continental S.A.; así como, Inversiones Continental Panamá S.A. de C.V., fueron desenlistadas hace unas semanas por la OFAC.

«Esa oficina desenlistó hace unas semanas estos bienes, estas empresas y estas personas naturales y jurídicas de ese listado; donde le dice al mundo que pueden hacer negocios», aseveró el profesional.

Asimismo, indicó que ante esa acción, Estados Unidos devolvió «prácticamente todo» a la familia Rosenthal. Por lo que, ya no procede el aseguramiento de dichos bienes en territorio hondureño.

«Al ya no existir ese presupuesto y ese fundamento, lo más lógico es que en Honduras se haga lo mismo. Pero aquí lo que hacen más bien, es ordenar que en pedazos se le entreguen las cosas a las instituciones». Por lo cual, determinaron interponer un recurso de apelación y amparo.

Partición de bienes

De igual forma, el profesional del Derecho, subrayó que las medidas tomadas en Honduras respecto a este caso, son completamente «arbitrarias»; puesto que, van en contra de lo estipulado en la Ley sobre Privación del Dominio de Bienes de Origen Ilícito.

«Este artículo establece que la partición de los bienes se dará cuando exista una sentencia firme», indicó. Sin embargo, «en primera instancia una juez de garantía ha ordenado repartir los bienes de la familia Rosenthal; aún y cuando, no tiene el carácter de firme la sentencia».

Seguidamente, agregó que «hasta el momento no lo tiene y no se cuál es el interés de echarse todo un movimiento jurídico en Honduras, para mandar a ordenar que se ejecute la sentencia aún cuando no tiene el carácter firme».

Nos están negando el derecho a la segunda instancia y nos están dando una pena sin estar firme la sentencia.

Por otra parte, Duarte aclaró que el abogado y empresario hondureño –Yani Benjamín Rosenthal– no está presentando una demanda internacional en contra de Honduras.

«El abogado ya no forma parte de ninguna empresa. No tiene acciones en las empresas. Al no tener una participación, no puede ni siquiera representarse como víctima en una demanda ni en Estados Unidos ni en Honduras«, enfatizó.

Al respecto, detalló que en dicha situación, le correspondería a Inversiones Continental Panamá entablar el proceso legal.

«El que está presentando la demanda y presentaría la acción de recuperación sería Inversiones Continental Panamá;  que, es una sociedad que se encuentra en otro país y que seguirá siendo afectada hasta que no se resuelva en Honduras«, apuntó.

Aspiración política

En cuanto al tema de la precandidatura presidencial del empresario Yani Rosenthal, el abogado refirió que se encuentra facultado para ejercer sus derechos civiles y políticos con total libertad.

Es decir que, el hecho de que haya cumplido una pena en Estados Unidos por el delito de participación en transacciones monetarias con bienes de procedencia ilícita; no le impide en ningún aspecto, aspirar a un cargo político.

«Jurídicamente, el abogado Yani Rosenthal está totalmente habilitado para ejercer cualquier puesto de elección popular. Porque jamás fue condenado en este país por ningún delito de corrupción», recalcó el togado.

A la vez, añadió que «a él no lo acusan de haberse robado dinero de instituciones del Estado, ni mucho menos de haber perjudicado a la población hondureña dejando incompleta alguna obra como ha sucedido en los últimos años».

Jamás en la sentencia dice que se le decreta una inhabilitación, para poder ejercer alguna función pública o aspirar a una función pública.

Duarte es del criterio que, absolutamente nadie puede criticar las acciones de Yani Rosenthal; mucho menos, quebrantar su anhelo de querer liderar a la nación.