A propósito de Panama Papers: Diez mitos sobre los paraísos fiscales

533
Los mitos sobre los paraísos fiscales.

NOTA DE REDACCION. El siguiente artículo fue escrito por Daniel Lacalle (Madrid, 1967, economista y gestor de fondos de inversión. Además, Licenciado en Ciencias Empresariales por la Universidad Autónoma de Madrid, posee el título de analista financiero internacional CIIA (Certified International Investment Analyst) y post-grado por el IESE (Universidad de Navarra) y publicado en marzo de 2013. Hoy lo reproducimos porque su enfoque ayuda a ver desde otra perspectiva el caso de Panama Papers.

ESPAÑA. Justo cuando nos encontramos en la época de mayor represión financiera desde la década de los 70, cuando el gasto político de los países de la OCDE se dispara a máximos históricos, salta el nuevo “chivo expiatorio”. Los paraísos fiscales.

Para mí, que he trabajado muchos años con inversiones offshore, los principales errores de todo este debate son:

1) ¿PARAÍSOS FISCALES O INFIERNOS FISCALES? Empezamos por un error de traducción que no es casual, ni irrelevante. Tax Haven significa refugio fiscal, no paraíso (heaven). Es una diferencia semántica muy importante. No es lo mismo un refugio, consecuencia de un ataque confiscatorio, que un paraíso. Es importante, porque ese error de traducción ocurre, no por casualidad tampoco, en los países donde triunfan las políticas más intervencionistas. Los activos de los bancos en refugios fiscales han aumentado aproximadamente en diez trillones (*) de dólares desde el año 2001.

Según la Universidad de Harvard, el aumento de esos activos viene casi siempre después de incrementos de la presión fiscal con unos doce meses de diferencia. Es decir, EL MOVIMIENTO DE CAPITALES FUERA DE LOS INFIERNOS FISCALES SE DA TRAS LAS SUBIDAS DE IMPUESTOS. No es el causante de dichas subidas, como quieren vendernos, sino la consecuencia.

2) DINERO NEGRO E ILEGAL. Otro mito es meter todo lo que sale en la prensa dentro de la bolsa de dinero ilegal. A finales de 2010, según Tax Justice, los cincuenta mayores bancos gestionaban 12,1 trillones dólares en activos offshore. Esos datos son conocidos, con operaciones que son legales, inversiones y cuentas de corporaciones. La enorme mayoría corresponde a empresas que tienen acuerdos comerciales multinacionales y que consiguen dos propósitos. Uno es crecer y desarrollar sus actividades en el mundo sin caer en doble imposición, que genera muchos más beneficios sociales, empleo y riqueza que el control de capitales. Y otro es salvaguardar fondos de países complejos. Les dejo dos ejemplos. Venezuela y Argentina. Nosotros, LOS ESPAÑOLES Y EUROPEOS precisamente DEBERÍAMOS AGRADECER A LOS REFUGIOS FISCALES QUE NO HAYAN QUEBRADO ALGUNAS DE NUESTRAS EMPRESAS BANDERA cuando se instauraron los controles de capital y confiscaciones de parte de sus inversiones en esos países.

3) BILLONES DE INGRESOS FISCALES PERDIDOS. El estudio de la Universidad de HarvardDo tax havens divert economic activity? (B Mihir A. Desai, C. Fritz Foley, James R. Hines Jr) concluye que la evidencia empírica es que los refugios fiscales no reducen la actividad económica en los países de alta fiscalidad, sino que la aumentan. PorqueREINVIERTEN SUS DEPÓSITOS MAYORITARIAMENTE EN DEUDA SOBERANA, ACCIONES Y PROYECTOS EMPRESARIALES EN PAÍSES DE LA OCDE y de alta fiscalidad. Además, prueba que la actividad económica no solo ha aumentado con el crecimiento de los refugios fiscales, sino que los más beneficiados han sido los países occidentales, ya que gran parte del dinero que se protege de regímenes totalitarios globales se reinvierte en EEUU, Europa y Reino Unido. Olvidamos la cantidad de dinero de ciudadanos honestos que buscan sacar su dinero de regímenes dictatoriales o represivos.

4) ESTÁN EN LUGARES EXÓTICOS. ¿Qué es un paraíso fiscal? Nadie en España, por ejemplo, se rasgaba las vestiduras cuando nuestras empresas conquistaban el mundo comprando activos y deduciendo el fondo de comercio de su base imponible. Ni cuando dábamos incentivos enormes a las empresas extranjeras, o cuando éramos “el país donde es más fácil hacerse rico del mundo”, según un ministro en los 90.NUESTROS BENEFICIOS FISCALES SIEMPRE SON “REFORMAS” Y LOS DE LOS OTROS SON “EVASIÓN”. ¿Quién decide qué es un territorio fiscal bueno o malo? Delaware, Nevada, Wyoming, Luxemburgo, Malta, Chipre, Andorra, Jersey, Irlanda, Lichtenstein, Suiza o incluso Navarra… Todos tienen distintos e importantes beneficios fiscales. ¿Caimán es malo y Luxemburgo bueno? ¿Por qué?

5) GENERAN INJUSTA COMPETENCIA FISCAL. Nos hablan de armonización fiscal como la panacea. Excepto que armonización no es el eco de las voces de los Beach Boys cantando Our Prayer, sino que ESCONDE SUBIR LOS IMPUESTOS A TODOS. Un estado confiscatorio nunca tiene suficiente. Y no ahorra en épocas de bonanza. Es precisamente la competencia fiscal de distintos países la que hace que usted no trabaje para el estado hasta septiembre, como pasaba hace pocas décadas. En 1979, la media del IRPF en la OCDE en el tramo máximo superaba el 67% y el impuesto de Sociedades el 50%, además de impuestos al capital de todo tipo. (pueden leerlo aquí). ¿Era el estado más eficiente antes y la riqueza mayor? No. Hoy, gracias a la apertura y la competencia fiscal, contamos con impuestos muy inferiores. Lo que quieren es volver a 1975, pero con sueldos políticos de 2012.