23.6 C
San Pedro Sula
lunes, febrero 6, 2023

9 razones por las que las mujeres sufren más de insomnio que los hombres

Debes leer

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, el insomnio es más común entre las mujeres que entre los hombres… y los expertos creen que hay algunas razones específicas de esta triste realidad.

Las hormonas

Las mujeres tienen niveles diferentes de estrógenos y progesterona que los hombres, pero tal vez ya lo sabías. Esos niveles fluctúan a lo largo del ciclo menstrual. Los médicos creen que estos cambios hormonales pueden afectar nuestra capacidad de quedarnos dormidos o de permanecer dormidos, de acuerdo con Dianne Augelli, médica experta en sueño del Centro Weill Cornell para la Medicina del Sueño del Hospital Presbiteriano de Nueva York, Estados Unidos. “El estrógeno actúa sobre diferentes sendas de neutotransmisores que podrían tener un efecto en la regulación del sueño; además, la progesterona puede tener una propiedad hipnótica”, dice. “la fluctuación de estas hormonas puede tener efectos en el ciclo circadiano”.

La menstruación

Además de mantenerte despierta por la noche, estas hormonas también provocan toda clase de efectos menstruales secundarios. La inflamación,

Lo más importante

El insomnio es más común entre las mujeres que entre los hombres, en algunos casos por afecciones exclusivas de ellas

Las hormonas y el embarazo afectan a la regulación del sueño y a la comodidad física en las mujeres

La problemática del insomnio también puede verse reflejada en las dinámicas de pareja

Las hormonas

Las mujeres tienen niveles diferentes de estrógenos y progesterona que los hombres, pero tal vez ya lo sabías. Esos niveles fluctúan a lo largo del ciclo menstrual. Los médicos creen que estos cambios hormonales pueden afectar nuestra capacidad de quedarnos dormidos o de permanecer dormidos, de acuerdo con Dianne Augelli, médica experta en sueño del Centro Weill Cornell para la Medicina del Sueño del Hospital Presbiteriano de Nueva York, Estados Unidos. “El estrógeno actúa sobre diferentes sendas de neutotransmisores que podrían tener un efecto en la regulación del sueño; además, la progesterona puede tener una propiedad hipnótica”, dice. “la fluctuación de estas hormonas puede tener efectos en el ciclo circadiano”. El momento y la gravedad pueden variar entre las mujeres y los expertos aún no entienden del todo la forma en la que estos cambios hormonales perturban el sueño, pero creen que son un factor importante, de acuerdo con Augelli.

La menstruación

Además de mantenerte despierta por la noche, estas hormonas también provocan toda clase de efectos menstruales secundarios. La inflamación, los cólicos, la sensibilidad en los senos y los cambios de humor y la ansiedad pueden dificultar el dormir.

El embarazo

Sí, estar embarazada puede agotarte, pero las mujeres embarazadas suelen sufrir para dormir por la incomodidad física, sin contar el aumento en la necesidad de orinar que suele acompañar al bultito de alegría que descansa justo sobre tu vejiga.
Además, es más probable que las mujeres padezcan apnea obstructiva del sueño (AOS) y síndrome de las piernas inquietas cuando están gestando debido a los cambios hormonales y al conteo relativamente bajo de hierro, respectivamente.

los cólicos, la sensibilidad en los senos y los cambios de humor y la ansiedad pueden dificultar el dormir.

Los hijos

Felicidades: ese bulto destructor del sueño se ha transformado en un bebé destructor del sueño y pronto se volverá un infante destructor del sueño. Drerup dice que muchos de sus familiares que tienen hijos le dicen que aun cuando sus hijos empiezan a dormir toda la noche, ellos se siguen despertando. “Tienen ‘oídos de mamá’: no duermen tan profundamente porque están acostumbradas a reaccionar a su infante”.

La menopausia

Los hijos por fin se fueron de casa, ya te jubilaste y puedes dormir todas las siestas que quieras… ¿cierto? Pues no. No todo es miel sobre hojuelas cuando las mujeres se acercan a la menopausia. Sí, los temidos bochornos y los sudores nocturnos pueden provocar que las noches sean incómodas, pero también está el detalle de que la prevalencia de la apnea obstructiva del sueño aumenta conforme las mujeres atraviesan la menopausia hasta llegar a niveles similares a los de los hombres, dice Augelli.

El estrés

¿Te parece que en cada etapa de la vida de la mujer hay algo que afectará su sueño? ¿Ese hecho te estresa? Ten cuidado: el estrés por no poder dormir puede empeorar el problema, dice Augello. Debes preocuparte justo lo necesario.

“Es cierto que hay una especie de efecto de bola de nieve: hay una afrenta inicial y a eso sigue una especie de fenómeno de estrés. Las inquietudes, las preocupaciones y la atención excesiva a la falta de sueño pueden perpetuarlo”. No siempre es fácil cambiar esta mentalidad.
Ansiedad y depresión

Existe el insomnio común relacionado con el estrés y existen otros trastornos de salud más complicados que pueden interferir con el sueño y que afectan más a las mujeres que a los hombres sin importar la edad, tales como la depresión y la ansiedad (la fibromialgia, un trastorno crónico del dolor, también entra en esta categoría).

Tu pareja

Drerup dice que de los miles de pacientes a los que ha atendido, la pareja de solo un puñado de personas también tiene insomnio. Eso significa, en la mayoría de los casos, que una persona duerme plácidamente mientras la otra yace despierta y furiosa.

En el caso de las personas cuyo funcionamiento cotidiano se ve afectado por la falta de sueño, es esencial que sigan unas recomendaciones estándar para la higiene del sueño, tales como acostarse a la misma hora todas las noches; mantener la habitación oscura y fresca; no usar uno de tus muchos dispositivos antes de acostarte, y hacer ejercicio, aunque no muy cerca de la hora de acostarse, dice Augelli.

Fuente: CNN

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido