75 años del desembarco de Normandía: ¿qué pasó el Día D?

Por: BBC

338
desembarco de Normandía
Una de las mayores operaciones militares de la historia que implicó fuerzas navales, aéreas y terrestres.

REDACCIÓN. Fue una de las batallas más sangrientas de la historia y el asalto que determinó el resultado de la Segunda Guerra Mundial.

El seis de junio de 1944, 7.000 barcos, 10.000 vehículos y 156.000 soldados de Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Francia y otros países cruzaron el Canal de la Mancha y atacaron simultáneamente al ejército alemán en cinco playas de Normandía.

Una de las mayores operaciones militares de la historia que implicó fuerzas navales, aéreas y terrestres.

Fue el Día D, el inicio de la campaña para liberar Europa de la ocupación nazi, de la que este miércoles se cumplieron 75 años. Asimismo, grandes celebraciones se llevaron a cabo en Reino Unido y Francia.

Después de un año planificando la operación, el Día D estaba marcado en el calendario el cinco de junio. Se consideró que era la fecha más probable para contar con aguas tranquilas, luna llena y marea baja con los primeros rayos de sol.

Sin embargo, las tormentas obligaron a retrasar la operación un día, por lo que las tropas se movilizaron finalmente el 6 de junio; desembarcaron simultáneamente decenas de miles de tropas en cinco playas separadas de Normandía.

El «Día D» es un término militar usado para designar el primer día de cualquier operación.

Estrategias

Varias divisiones de paracaidistas aterrizaron detrás de las líneas enemigas a primera hora; mientras miles de barcos se reunían enfrente de las costas de Normandía para el ataque principal. Aunque esperaban una invasión, los líderes militares alemanes creían que esos ataques iniciales eran solo una táctica de distracción.

Los de Alemania estaban convencidos de que la invasión se realizaría en Calais, otra localidad al norte de Francia. Los aliados pusieron mucho empeño en hacer creer esto a los mandos militares de Hitler.

El elemento sorpresa ayudó a las tropas británicas a llegar a una playa conocida con el nombre en clave de «Gold».

Además, las fuerzas canadienses alcanzaron otra, con nombre en clave «Juno», y otros británicos desembarcaron en la playa «Sword».

Los soldados estadounidenses también lograron desembarcar en la playa más occidental, «Utah», sin demasiadas bajas.

Sin embargo, en la cercana playa de «Omaha», la quinta y última, las fuerzas de Estados Unidos sufrieron graves pérdidas.

En ese lugar, el bombardeo desde los barcos y las ráfagas terrestres sobre las defensas alemanas fueron ineficaces.

Además, los estadounidenses se encontraron con una división de tropas alemanas que se había separado en dos.

Poco después de la medianoche, tres divisiones aerotransportadas de EE.UU. y británicas, con más de 23.000 hombres y paracaidistas, despegaron con el objetivo de asegurar las orillas de las playas.

Un gran número de embarcaciones navales y lanchas se reunieron en un lugar en el Canal denominado «Piccadilly Circus».

El desembarco

Desde las 6:30 am, las primeras cinco divisiones de asalto fueron llevadas a sus playas protegidas en la retaguardia por el bombardeo de los buques de guerra.

A lo largo del día las tropas fueron llegando a las costas.

Para la medianoche, los aliados habían asegurado sus posiciones en las orillas y presionaban el avance hacia el interior de Gold, Juno, Sword y Utah.

Participaron hasta 7.000 barcos y embarcaciones de todo tipo de calado, que llevaron un total de 156.000 hombres y 10.000 vehículos a las cinco playas situadas en un tramo cuidadosamente seleccionado de la costa de Normandía.

Los desembarcos no habrían sido posibles sin el apoyo masivo de fuerzas aéreas y navales, que eran mucho más potentes que las de los alemanes.

Pero solo ese día, hasta 4.400 soldados de las fuerzas aliadas murieron y unos 9.000 resultaron heridos o incluso desaparecieron.

Se desconoce el número de bajas alemanas de ese día, pero se estima que fueron entre 4.000 y 9.000 hombres.

También murieron miles de civiles franceses, principalmente como resultado de los bombardeos llevados a cabo por las fuerzas aliadas.

¿Qué ocurrió después?

A pesar de que las tropas aliadas habían conseguido asentar sus posiciones en Francia, al final del Día D corrían el riesgo de ser empujadas de nuevo hacia el mar.

Tenían que seguir ganando posiciones más rápido de lo que los alemanes podían reforzar las suya.

El avance a través de las estrechas callejuelas de pueblos y ciudades de Normandía fue lento. Los alemanes las defendieron con firmeza. Pero llegado ese punto y dado que superaban en número a sus enemigos y apoyados por su superioridad aérea, pudieron romper las líneas del ejército alemán, aunque a un precio muy alto.