Más de 4 mil empleados protestan contra cierre de camaroneras en San Lorenzo, Valle

1079
San Lorenzo
En la calle principal de San Lorenzo se llevó a cabo la manifestación pacífica de los empleados de las camaroneras.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Uno 4 mil empleados de las empresas camaroneras en la zona sur del país, realizaron una manifestación pacífica en la ciudad de San Lorenzo, exigiendo al presidente Juan Hernández que no permita el cierre de estas compañías.

En ese sentido, la abogada Glenda Rivera, expresó ante los miles de empleados congregados a la protesta que «hoy hacemos historia unidos todos en esta masiva marcha pacífica en defensa del derecho al trabajo».

Es preciso mencionar, que los empleados de la Empacadora San Lorenzo, Granjas Marinas Larvicultura y Granjas Marinas San Bernardo, formaron parte de esta masiva marcha.

«Nunca imaginamos que un día nos tocaría a nosotros estar en las calles, luchando y exigiendo al presidente Juan Orlando Hernández, su intersección y decisión contundente y seria. Así resolver de forma positiva a la peticiones de la empresa para la que hoy laboramos», expresó Rivera.

De igual forma, la letrada explicó que la mayoría de las personas que laboran en las camaroneras, provienen de hogares pobres. Por tanto, «queremos seguir mejorando juntos, no solo con alimentos, sino con casas dignas. También construir un mejor futuro para nuestros hijos y nietos a través de la educación», subrayó.

Lea también: Ante manifestaciones programadas, OACNUDH manda observadores

Cuatro puntos importantes

De esa manera, los trabajadores exigen al gobierno mejores condiciones de trabajo y sobre todo, no permitir el cierre de estas empresas. Expresaron que en caso de concretarse dicha acción, dejaría sin trabajo a miles de sureños.

Peticiones de los empleados de las camaroneras del sur:

  1. Estado de derecho.
  2. Correcta aplicación de la leyes.
  3. Institucionalidad.
  4. Seguridad.

Asimismo, la abogada puntualizó en que estas necesidades son básicas para cualquier ser humano. Y, además, que las condiciones permitan vivir una vida en paz a las personas.

«Hoy una resolución de una institución del Estado amenaza nuestra tranquilidad económica y social, no solo de nosotros que laboramos directamente en empacadora San Lorenzo», enfatizó la representante de los empleados.

Además, consideran que esta situación vendría afectar no solo a ellos, sino también a los vecinos de la zona. «De igual forma a todos aquellos productores, proveedores que de forma indirecta se benefician de esta industria», exclamó.

San Lorenzo
Empleados exigen a Juan Hernández que cumpla lo que prometió en periodo de campaña.

Por lo anterior, Rivera dedicó unas palabras para el escribiente de la Secretaría de Desarrollo Económico, Arnaldo Castillo. En donde le solicita «no acabar con las propuestas del presidente que ofrece trabajos y hogares dignos, al intentar liquidar nuestro futuro con resoluciones inequívocas».

Tales resoluciones son:

  • Intentar destruir la Granja Marina, pulmón económico de la zona sur.
  • Impedir que nos reestructuremos para enfrentar la competencia mundial.
  • Ignorar que nuestra fusión de sociedades por absorción efectuada para lograr competitividad fue aprobaba por el propio gobierno que ahora nos quiere dividir.
  • A mediano y largo plazo con bloquear la reestructuración que necesitamos para competir a nivel mundial.

Caravanas masivas hacia los EEUU

Por lo tanto, Rivera tildó como «falacias» las promesas que el titular del ejecutivo realizó años atrás en el periodo de campaña. «Como todo fue falacia y «la hora del sur» quedó estancada cuando destruyeron el reloj, son los mismo políticos de siempre que se están haciendo los ciegos y sordos a la problemática que enfrentamos».

Y advirtió que «le mandamos un mensaje al gobierno: empacadora San Lorenzo no es una simple compañía. Se trata del futuro de miles de familias que esta en juego, con derechos de exigir y de gozar de mejores futuros», precisó.

Manifestación
Trabajadores exigen al gobierno que no permitan el cierre de las empresas camaroneras en el sur del país.

Finalmente, al momento de dar inicio a la marcha, la jurista motivó a sus correligionarios. Aseveró que ante el silencio del gobierno, «solo nos quedan dos alternativas«.

  1. Irnos a las calles con fuerza para que nos respeten el derecho al trabajo y a tener una vida digna.
  2. Una caravana masiva a los Estados Unidos, donde hay más esperanza de un futuro mejor.