EEUU pide hasta 24 años de cárcel para expolicía hondureño Ludwing Criss Zelaya

152
Expolicía Ludwing Zelaya
En abril del 2018, el expolicía se declaró por delitos relacionados con narcotráfico y uso de armas de grueso calibre.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. De 20 a 24 años de cárcel está pidiendo la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York para el expolicía Ludwing Criss Zelaya Romero, vinculado al trafico de drogas hacia Estados Unidos.

De la misma forma, los fiscales están solicitando el decomiso de $120 mil y una multa de $25 mil a $5 millones. Su sentencia está programada para el próximo 10 de mayo de 2021.

Luego de que la justicia de Estados Unidos solicitara su extradición, Ludwig Zelaya fue capturado en julio del 2016 en Honduras. Posteriormente, enviado hacia el país del norte de América. Ya en abril del 2018, el expolicía se declaró culpable por delitos relacionados con narcotráfico y uso de armas de grueso calibre.

El documento de 30 páginas de la Fiscalía asegura que Zelaya es uno de los seis miembros de la Policía Nacional de Honduras condenados en este caso por delitos de narcotráfico. Indica que él apoyó a una violenta organización hondureña de narcotráfico conocida como «Los Cachiros».

Lea también: «Ladrones» irrumpen en sede del PAC; Marlene Alvarenga interpondrá denuncia

Ludwin Zelaya

Tras cumplir los 18 años, Ludwing Zelaya ingresó a la Academia Nacional de Policía (Anapo), graduándose como subinspector, en la promoción 18 en diciembre de 1997.

En enero de 1998 comenzó su carrera como oficial de la Policía hondureña. El 30 de junio de 2016 fue excluido de la institución por la Comisión de Depuración de la Policía.

El exoficial es oriundo de Danlí, El Paraíso, y EEUU lo acusó de conspirar para traficar drogas y armas hacia ese país. El Distrito Sur de New York pidió su extradición a la Cancillería hondureña, misma que se materializó en diciembre de 2016.

Policías involucrados en el narcotráfico

Otro exmiembro de Policía Nacional vinculado al narcotráfico es Mauricio Hernández, vinculado según los fiscales, con altas esferas del poder, al conocer su designación por parte de la Fiscalía de Nueva York, se entregó a las autoridades de la agencia antidroga, la DEA, de Estados Unidos, en febrero de 2020.

Otro ex alto oficial a quien le podría aguardar un asiento en el estrado es al comisionado general de la Policía en retiro, Juan Carlos, «el Tigre» Bonilla, por las menciones de la fiscalía en las que se le liga a delitos como, presuntamente, conspirar con fines de narcotráfico y tráfico ilegal de armamento.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.