¡Goooool! ¡Uffffff! ¡Penal! Esas son las frases que más usaremos en este próximo Mundial de Rusia 2018. Estamos a tan solo 15 días de la cita mundialista más hermosa que los amantes del fútbol podemos tener. ¡En TIEMPO DIGITAL seguimos con la cuenta regresiva!

El numero 15 tiene una gran historia en la Historia del Torneo Mundial.

Según los datos de la FIFA el número 15 nos recuerda el resultado del 1-5 en el partido historio entre España y Dinamarca.

Los octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA México 1986 estarán siempre ligados al nombre de Emilio Butragueño.

Gracias a sus cuatro goles contra Dinamarca, el atacante español metió a los suyos en cuartos. El 1-5 final echó por tierra las esperanzas de la selección danesa, considerada una de las posibles candidatas a dar la sorpresa en aquel torneo.

Él ex seleccionado habló sobre los años de gloria que vivió cuando formó parte del Mundial de la FIFA en México 86.

«La verdad es que fue la cumbre de mi carrera. En octavos de final nos enfrentamos a Dinamarca, una de las mejores selecciones de aquel entonces y, también, una de las favoritas. Ellos fueron superiores en la primera mitad, pero empatamos tras aprovechar un despiste”, relató.

Resultado de imagen para emilio butragueño mundial de mexico 1986
El España-Dinamarca del Mundial’86, nominado a Patrimonio Deportivo Histórico en México

Y agregó: “A partir de entonces, tuvieron que volver a tomar la iniciativa, y nosotros sacamos el máximo provecho a nuestros contragolpes. Yo marqué cuatro goles. Fue algo extraordinario», cuenta, el ex delantero del Real Madrid, equipo con el que jugó más de 460 partidos oficiales.

Sus experiencias en el campo deportivo son inolvidables. ¡Claro, eso sí tenemos más de 30 años!

«Yo no me imaginaba que algún día sería capaz de marcar cuatro goles en un Mundial. Pero la realidad superó los sueños que tenía de niño», asegura el Buitre.

Resultado de imagen para emilio butragueño mundial de mexico 1986
Gracias a sus cuatro goles contra Dinamarca, el atacante español metió a los suyos en cuartos.

Asimismo Emilio aseguró que ese fue un día de suerte, para él y para la selección española. Los cuatros goles que marcó sirvieron para sellar su boleto a los cuartos del Mundial de ese año.

«Me sentía extraño. Porque yo nunca fui un gran goleador, pero aquel día tuve suerte, ni más ni menos. Además, provoqué dos penales. Me salió todo bien. Al final del partido, intercambié la camiseta con Michael Laudrup. Aún la tengo guardada por casa. Mi padre y la que es hoy mi mujer estaban en la grada. Él estaba loco de alegría, como flotando en una nube. Yo, en cambio, estaba muy tranquilo», afirma. Finalmente, Butragueño fue el segundo máximo realizador del torneo, detalló.

El sueño español de ganar la Copa Mundial se desvaneció en cuartos de final, donde Bélgica acabó adjudicándose un choque que se decidió en la tanda de penales.