Rescatan a niño hondureño, de siete años, a punto de ahogarse en río Bravo

180
Rescatan a niño hondureño
El rescate también fue de cuatro adultos y cinco menores , que trataron de cruzar el río en lanchas inflables para niños.

REDACCIÓN.  En el Río Grande, cerca de Eagle Pass, Texas, un niño hondureño de 7 años estuvo a punto de ahogarse, pero agentes de la Patrulla Fronteriza lograron rescatarlo.

La historia la narró el diario San Antonio Express-News, que indicó que el rescate también fue de cuatro adultos y cinco menores , que trataron de cruzar el río en lanchas inflables para niños. Sin embargo, las balsas sucumbieron ante la corriente, que comenzó a arrastrarlos.

Especialmente en ese punto, como en Piedras Negras, la corriente es muy fuerte. Por lo que incluso, reportaron a inmigrantes que desaparecen en el río y cuyos cadáveres los recuperan después, en la inmediaciones o incluso en puntos alejados.

El medio de comunicación antes mencionado, publicó la secuencia completa del rescate del menor.

El Río Bravo está más caudaloso en los días recientes debido a lluvias y descargas en la Presa de la Amistad, a unos 100 kilómetros de distancia al noroeste.

Crisis

El agente Bryan Kemmett, jefe de esta estación de la Patrulla Fronteriza, dijo que los contrabandistas alientan a los migrantes a cruzar el río en esas condiciones de riesgo. «Realmente es una crisis humanitaria», agregó.

En Eagle Pass, de hecho, también autoridades mexicanas rescataron a familias completas de ser arrastradas por la corriente. Como lo hicieron miembros del grupo Beta del Instituto Nacional de Migración, que rescataron a otro niño de Honduras que intentaba cruzar el Río Bravo el 14 de febrero de 2019.

Por otro lado, en el mismo río, encontraron el cuerpo de un niño sin vida, el pasado dos de Mayo.

Las autoridades encontraron a un hombre que alertó sobre el incidente. Además, dijo que la embarcación transportaba a nueve personas, entre ellas sus hijos y un sobrino que los arrastró la corriente.

La Patrulla Fronteriza apresó a 99,000 personas en la frontera sur en abril.

La mayoría, adultos y niños centroamericanos que se supone querían pedir asilo.