Rastra vuelca con unas 600 bolsas de cemento en la CA-5; casi provoca tragedia

249
unas 600 bolsas de cemento
El accidente solamente dejó pérdidas materiales.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Una rastra cargada con unas 600 bolsas de cemento estuvo a punto de ocasionar una tragedia en la carretera CA-5 que dirige a Comayagua, después de sufrir supuestos desperfectos mecánicos y volcar.

Según el chófer del vehículo pesado, Erick Omar Urbina, de 30 años de edad, el incidente es producto de una falla mecánica.

Asimismo, el conductor comentó que debido a la fallas y la velocidad con que transitaba, tuvo que colisionar contra un muro cerca de La Merced, para detenerse y no provocar un incidente de mayor magnitud.

En consecuencia, el accidente solamente dejó pérdidas materiales. Dos ayudantes levantaron de la calle las 150 bolsas que cayeron del cargamento.

Lea también: VÍDEOS | Rastra sin frenos embiste a pick-up en peaje de Santa Cruz de Yojoa

En este sentido el chófer manifestó que «para poder detener la rastra tuve que pegar al muro y utilizarlo como freno. Eso hizo que la carga se cayera. Lo bueno es que solo se provocó daño material».

Agregó que tiene varios años de conducir y que no consume bebidas alcohólicas mientras está al volante. A la vez, señaló que no sufrió ningún herida y que todo salió bien.

Camión se accidentó en carretera a Valle de Ángeles

Cabe mencionar que hace unos días un camión arrasó con una parte del tendido eléctrico y una caseta en la región central del país. El hecho se registró a la altura del kilómetro 12, cuando el pesado vehículo se dirigía hacia el municipio de Valle de Ángeles.

Al parecer, ese día el conductor perdió el control del automotor, lo cual ocasionó que en su intentó por mantener el equilibrio, se llevará un poste del tendido eléctrico. El camión también logró alcanzar un negocio de comidas que dejó totalmente destruido.

Es importante mencionar que la propietaria del establecimiento, afortunadamente no se encontraba en la caseta en el momento del altercado. Esto, debido a que ella decidió no abrir el negocio ese día e irse a vender a Tegucigalpa.