Ónice Flores acepta ser la novia de regguetonero hondureño

1632
Ónice Flores hizo oficial su noviazgo con el artista Carlos Lara.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Ya es oficial, la famosa Ónice Flores, o como más se le conoce, «Campanita», tiene novio y se trata de un artista hondureño.

Era un secreto a voces, pues desde hace días atrás se dio el rumor que ella andaba en un romance con Carlos Lara, mejor conocido como Mr JC, el del Palabreo.

A pesar que muchos aseguraban que ambos ya estaban saliendo, ambos lo negaban. Ayer, el noviazgo de estos reconocidos hondureños se hizo oficial y se dio en una trasmisión en vivo.

«Campanita» fue sorprendida mientras realizaba su programa en GoTv, donde llegó el artista, supuestamente, con el fin de ser entrevistado por ella. Pero en medio del programa, él se apareció con un enorme peluche y unas increíbles rosas.

Al entregarle el detalle, Carlos Lara le pidió ante las cámaras si aceptaba, de manera oficial, ser su novia, a lo que, sin dudarlo y muy sorprendida, Ónice dijo que sí.

El artista le prometió a Ónice hacerla la mujer más feliz del mundo, hacerla de él, y darle lo mejor del mundo.

Ónice dijo, «Solo puedo dar gracias a Dios por traerte a mi vida, te voy a cuidar, respetar y querer siempre. Soy tan afortunada de tenerte. Gracias por hacerme sentir tan especial. Te adoro, príncipe».

El esperado beso de Ónice y su nueva pareja.
El esperado beso de Ónice y su nueva pareja.
Novio de Ónice la sorprendió con un bello peluche y rosas.
Todo ocurrió durante un programa en vivo.

Lea también: Ónice Flores se va a bailar a la ciudad donde se desarrolla el juicio de «Tony»

Un secreto a voces su noviazgo 

Muchos seguidores de Ónice, desde hace unos días, venían asegurando que el amor le tocó de nuevo las puertas, o al menos eso parecía luego de que publicara en su cuenta
de Instagram una fotografía muy abrazada con alguien.

En ese omento, ella aún no decía de quién se trataba, solo había dejado en duda a sus miles de seguidores.

En la reciente fotografía, Ónice apareció abrazada con un hombre, quien tocaba su espalda baja. De manera muy inteligente censuró la fotografía y así no mostró el rostro del joven.

Sobre la fotografía, «Campanita» escribió, «De quién es eso, de él». Posiblemente se refiere a que, ahora, su cuerpo le pertenece al muchacho de la fotografía.