Con un «¡basta ya!» y críticas a poderes del Estado, Iglesia Católica pide no seguir hundiendo a Honduras

1327

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La Conferencia Episcopal de Honduras compareció ante la prensa por medio de su vocero, el sacerdote Juan Ángel López.

En la comparecencia, López leyó un documento que criticaba el nuevo Código Penal, la forma de aprobar leyes sin leerlas del Congreso Nacional y la crisis que vive el país en Salud y Educación.

Cabe resaltar que este comunicado fue elaborado en la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal de Honduras.

«Consideramos que los principales problemas que más preocupan a la ciudadanía son el alto costo de la vida, el crimen y la violencia. El desempleo, las deficiencias graves en los sistemas de salud y educación y también la corrupción», decía el documento.

De igual forma, la organización religiosa responsabilizó directamente a los poderes Ejecutivo y Legislativo con respecto a la crisis en Educación y Salud. Sumado a esto señaló las situación de empresas estatales, como los servicios de energía, agua potable y transporte.

«Creemos que la gravedad que adquieren muchos conflictos se debe, en primer lugar, a la forma incorrecta con que los manejan los poderes del Estado. En algunos casos, siendo los causantes del problema y, en otros, por no saber resolverlos con los recursos propios de una democracia participativa. Dejando que el paso del tiempo haga que se resuelvan por sí mismos. Cuando en realidad solo se agudiza su conflictividad», continuaba el escrito.

Lea también: Conferencia Episcopal dice estar dolida por criminalidad que abate el Honduras

Critica el nuevo Código Penal y señalan a »narcopolíticos»

Dentro del comunicado también se dieron el tiempo para opinar sobre el nuevo Código  Procesal Penal. Mismo que entrará en vigencia el próximo 10 de noviembre.

«Una falsa reforma del Código Penal, que simplemente lo convierte en un instrumento de protección a los corruptos y narcopolíticos. Con apariencia de ser mejor por el hecho de endurecer las penas a los, supuestamente, más peligrosos, que acostumbran a ser los jóvenes marginados y los pobres desesperados por subsistir», opinaba el documento.

Por otra parte, el escrito también hizo señalamientos a la situación de las instituciones del Estado. «Unas instituciones del Estado quebradas por la corrupción, una paralización de la economía, principalmente en el agro y una vergonzosa comercialización de los bienes naturales de nuestra tierra», criticaba.

Policía Nacional y una fuerza desproporcionada

Asimismo, apuntaron hacia la Policía Nacional, criticando las acciones que realizaron durante las manifestaciones, calificándolas como »fuerza desproporcionada».

Por lo anterior, revelaron que se encuentran preocupados por la situación actual de Honduras. «Esto, y mucho más, hace brotar de nuestros corazones un ¡Basta ya!».

Violaciones a la Carta Magna en reiteradas ocasiones 

A criterio de la Conferencia Episcopal, la actuación de las actuales autoridades son las causales de la crisis social que se vive en el país.

«Una Constitución violada cuantas veces convenga, unos Poderes que no son para nada
independientes y un Congreso que se ha convertido en un teatro de pésimos actores, dándole la espalda al pueblo», enfatizan.

Finalmente destacaron la urgencia de crear un ente electoral que permita que las elecciones se realicen en total legalidad. «La necesidad de un poder electoral que garantice la transparencia de los sufragios. También que destierre de una vez por todas los delitos electorales».