Zidane estuvo valiente al opinar sobre la situación de Cataluña. Sin opinar de política, fue rotundo al valorar la continuidad o la despedida del Barcelona en el futuro dentro de España: «No veo ni quiero al Barcelona fuera de la Liga española. No me imagino al Barcelona fuera de la Liga española.

Sobre lo demás no opino, unos quieren una cosa y otros otra, pero yo no veo ni me imagino la Liga sin el Barcelona».

Habló también de los arbitrajes, criticados por Florentino Pérez: «No me meto con los árbitros, pero ellos pueden mejorar, como todos pueden mejorar. Yo también me equivoco, todos nos equivocamos». Valoró que su actual plantilla es mejor que la anterior: «Esta plantilla es mejor, porque es más joven y tiene mayor futuro».

A la espera de Cristiano, del que Zidane afirma que es un extraterrestre, el entrenador del Real Madrid cuenta con Benzema y Bale en el ataque de su intocable sistema triunfal, el 4-4-2 que le ha dado siete títulos en dos temporadas, en realidad en año y medio, porque si el francés hubiera comenzado la Liga anterior probablemente la habría ganado.

De hecho sumó más puntos que el Barcelona de Luis Enrique desde el 4 de enero de 2016 y perdió el campeonato en la última jornada por un punto. Pero no hablemos de conjeturas. «Zizou» persigue su segundo título liguero, la competición que más le gusta, porque aúna el esfuerzo de todo un año.

Y asume que el campeonato nacional se gana precisamente ante los equipos teóricamente modestos, como el Levante, que son los que crean más problemas por sus sistemas defensivos y sus deseos de convencer ante el mejor equipo del planeta. Lo vimos con el Deportivo y con el Valencia, que plantó cara y robó dos puntos en el Bernabéu.

El responsable del Real Madrid hace balance de los líderes de su plantilla, los que le han llevado a los siete títulos, y afirma que Benzema es indiscutible, talento puro. Señala que Ramos es el mejor capitán posible. Y subraya ese factor extraterrestre de Ronaldo. Zidane a Ramos acaban de renovar hasta 2020 y 2021, al igual que lo han hecho Benzema, Isco, Asensio, Marcelo y Carvajal. Toda una columna vertebral asegurada para un lustro.