Sin embargo, López afirmó que seguirá “luchando” por demostrar “la inocencia” del joven y descubrir “la verdad” sobre el asesinato del exfiscal.

Lamentó que el tribunal no explica en la resolución judicial “que motivó supuestamente a Kevin a cometer este hecho”.

El joven deberá seguir recluido en una celda de la Penitenciaria Nacional, la principal cárcel del país, donde esta detenido desde noviembre de 2014, y conocerá “la individualización de la pena” el próximo 8 de marzo.