El presidente de Estados unidos, Donald Trump, ha declarado septiembre como mes nacional de la lucha contra el alcoholismo y la adicción a las drogas, ha anunciado la Casa Blanca en un comunicado.

En el texto Trump ha expresado su apoyo a “los millones de estadounidenses” adictos al alcohol y a los estupefacientes. También ha declarado la disposición de las autoridades estadounidenses a proporcionarles todo el apoyo en su lucha contra estas enfermedades graves.

“Mi Gobierno está decidido a eliminar de nuestro país estas trágicas realidades”, ha enfatizado el presidente.

Según Trump, en Estados Unidos hay más de 20 millones personas que abusan del alcohol y de las drogas. Incluidos los opiáceos medicinales; una situación que el mandatario ha calificado de “uno de los mayores problemas” en el país.

Una tragedia en la historia familiar de Donald Trump relacionada con su hermano mayor Fred, “Freddy” Trump, tuvo un gran impacto en la personalidad del actual presidente de Estados Unidos.

Hermano alcohólico de Trump

Una tragedia en la historia familiar de Donald Trump relacionada con su hermano mayor Fred, “Freddy” Trump, tuvo un gran impacto en la personalidad del actual presidente de Estados Unidos.

Donald Trump le dijo a la revista Newsweek, que su hermano lo tenía todo. “Era el mejor hombre, pero su adicción al alcohol le costó la vida
muy joven”.

The New York Times, catalogó a Freddy Trump como un hombre guapo, sociable y auto destructivo. Murió siendo alcohólico en 1981 a la
edad de 43 años