El Liverpool barrió al Arsenal, en la tercera fecha de la Premier, con toda una demostración de fútbol y por un contundente 4-0 que deja muy tocados a los londinenses, incapaces de replicar en ningún momento al poderío ‘red’.