Trasciende audio de llamada al 911 denunciando atentado contra joven universitario

991


Tegucigalpa.- La muerte del joven universitario Luis Joel Rivera, en la colonia El Pedregal el pasado miércoles, dejó dudas en cuanto a las supuestas llamadas de emergencia que hicieron los familiares del muchacho antes de ser asesinado.

Según los familiares del joven universitario, ellos habrían realizado unas 11 llamadas a la línea telefónica de emergencia 911.

En ese sentido, los familiares mencionaron que las autoridades no atendieron la emergencia de forma inmediata.

De tal manera, no se pudo salvar la vida de Joel Rivera, quien era miembro del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU).

Según dieron a conocer los familiares del joven universitario, transcurrieron al menos 50 minutos después llamada al número de emergencia.

Quiere decir que los agentes de seguridad llegaron al lugar donde fue asesinado el joven universitario ya cuando el hecho se había consumado.

“Hubo tiempo para proteger a mi sobrino, porque cuando yo vuelvo a llamar a Joel, me contestó la esposa y me dijo que ya lo habían sacado de la casa –supuestos mareros-”, dijo don Walter, tío de Joel Rivera.

“¡Ay Dios mío, que dolor nos dejas!”: Familiares en entierro de universitario de El Pedregal

Solamente dos llamadas

Ante estas declaraciones, el subdirector del 911, Juan Carlos Degrandez, aclaró que ellos (el 911) solamente recibieron dos llamadas de los familiares del joven universitario.

Además, al parecer se tardaron mucho tiempo en darle la dirección correcta a la persona que atendió la llamada.

En ese sentido, una vez que llegaron los agentes militares que custodian la colonia El Pedregal, fue demasiado tarde.

Según Degrandez, en el registro de llamadas del 911, las llamadas de los familiares del joven universitario, se reportan después de que el hecho ya se había consumado.

“Las llamadas ya son en el momento del hecho”, aseguró Degrandez.

“Hay una cadena de llamadas que dilaten el tiempo de la emergencia”, dijo.

Según el sub director del 911, esto anterior dilató el tiempo de respuesta de los agentes de seguridad.

Audio de la llamada

Además, el 911 proporcionó un audio en el que se escucha la voz de una tía del joven universitario.

Ella está realizando la denuncia. Y en el audio se escucha que la operadora del 911 le pide el número de teléfono de Joel Rivera, ya que la tía no conocía la dirección correcta del joven, porque ella no vive en la misma colonia.

Pero según se escucha en el mismo, la tía no encontró el número del joven hasta después de cuatro minutos.

Esto habría complicado la intervención oportuna de los agentes militares antes de que los maleantes cometieran el hecho.