Tegucigalpa: Hallan otro ensabanado cerca de Represa Los Laureles

80
ensabanado cerca de Los Laureles
El ensabanado cerca de Los Laureles se suma a las estadísticas de esta semana, ya que el pasado lunes se encontró otro.

TEGUCIGALPA. Autoridades de la Policía Nacional de Honduras, reportaron la mañana de este miércoles el hallazgo de un cadáver envuelto en sábanas de color rosada. Esto, en las cercanías de la Represa Los Laureles de la capital.

Cabe mencionar que, hasta el momento el ahora occiso no ha sido identificado.

Preliminarmente, se informó que es del sexo masculino. El cuerpo de la víctima quedó en medio de una carretera de tierra que conlleva a un caserío de Francisco Morazán. Además, se indicó que un residente de la zona dio aviso a las autoridades policiales que en esa área había una persona muerta.

De acuerdo a la versión de uno de los elementos de policiales acababan de recorrer el sector. Sin embargo, los criminales les “jugaron la vuelta” y esperaron que los uniformados se fueran del lugar para dejar el cadáver.

Elementos de la morgue capitalina ya se encuentran en la escena del crimen para realizar el respectivo levantamiento.

Lea también:  Por celos habría asesinado a su pareja dentro de casa en Cofradía

Segundo ensabanado en esta semana en la capital

La mañana del pasado lunes, de igual manera se reportó la muerte violenta de una persona la que fue encontrada envuelta en sábanas en la Colonia Villeda Morales de la capital.

La víctima del macabro crimen es Desito Williams Gómez (22), originario del Puerto de Lempira, departamento de Gracias a Dios. Pero residía actualmente en la capitalina colonia La Peña por Bajo.

El miércoles anterior, Williams Gómez se graduó para formar parte de la institución policial. Luego de estar seis meses continuos recibiendo el curso, según sus familiares que llegaron a la morgue capitalina.

De acuerdo a los parientes, el uniformado tras recibir su título como Policía anduvo departiendo. Es así que el viernes anterior salió con rumbo desconocido y fue la última vez que lo vieron con vida.

Supuestamente, en el trayecto luego de salir de una habitación que rentaba en la colonia fue raptado por varios hombres; presuntos pandilleros que se dieron cuenta que era un agente del orden. Aparentemente, tras someterlo, los malvivientes lo llevaron a una “casa loca”, donde le ejecutaron varias torturas.