SAN PEDRO SULA. Héctor Alfonso Ponce Quintanilla, de 36 años de edad, fue el taxista al que criminales le quitaron la vida el pasado viernes en la Colonia Montefresco y ahora muchos lo recuerdan como un gran ser humano.

Un conocido de Ponce Quintanilla manifestó que él trabajaba duro día y noche porque tenía una hija a la cual amaba, pero sujetos desconocido no les importó que Quintanilla trabajaba honradamente, por lo cual decidieron a eso de las 10 de la noche, arrebatarle la vida.

En sus redes sociales, destacamos un conmovedor mensaje del ahora occiso, que alcanzó muchas reacciones de conocidos y familia, el mensaje fue alusivo a su madre, el cual dice así:

“Hoy esta cumpliendo años la mujer más linda del mundo, mi madre, la que por muchos años ha luchado por enseñarnos muchas cosas para que seamos personas de bien, gracias Señor por dármele otro año más de vida a mi reina, mami, te amo de aquí al cielo, de rodillas y de allá para que me vengo a jalón, la amo como jamás amaré a nadie, usted es mi primer amor, que papá Dios me le de muchos años más de vida, se que le doy muchos dolores de cabeza y le quiero decir que me disculpe, pero aquí y donde sea la amaré hasta que Dios me de vida, que la pase súper madre, feliz cumpleaños, que el Señor me la bendiga siempre”.

Taxista asesinado junto a su pequeña hija
Taxista asesinado junto a su pequeña hija.

EL HECHO

Información recabada hasta ahora indica que Ponce Quintanilla fue esperado por varias horas por al menos dos sujetos, quienes al lograr tenerlo cerca, lo interceptaron y posteriormente le dieron muerte.

Tras el ataque criminal, el ahora occiso intentó librarse de la lluvia de balas, acelerando su taxi, pero debido a la gravedad de las perforaciones, perdió el control y se fue a estrellar contra el muro de una casa de habitación, donde terminó expirando.

Ponce Quintanilla se transportaba en el taxi con registro 2311, Hyundai, placas PAI 7867 y color blanco. Al lugar de los hechos llegaron miembros de la Policía Nacional para acordonar la escena, la Dirección Policial de Investigación (DPI) para tratar de indagar en l ocurrido y lograr ubicar a los asesinos, así como el móvil.

Seguidamente, se desplazó un equipo de Medicina Forense del Ministerio Público (MP) para levantar el cadáver y llevarlo a la morgue, donde fue reclamado por sus familiares.