Tegucigalpa: Caen sospechosos de haber “ensabanado” a policía misquito

166
policía misquito
Luego de ser reconocido el policía misquito por parte de sus familiares, su cuerpo fue trasladado hasta su lugar de origen.

TEGUCIGALPA. Elementos de la Policía Nacional de Honduras, han dado captura a los supuestos asesinos del policía misquito, encontrado “ensabanado” en la colonia Villeda Morales de Comayagüela, al sur de la capital hondureña.

El uniformado y víctima de asesinato fue identificado como Desito Williams Gómez, de 22 años de edad. Además, se indicó que era originario del Puerto de Lempira, Gracias a Dios; pero residía en la colonia Peña por Bajo de esta ciudad.

En ese sentido, después de las investigaciones del caso, miembros de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), detuvieron a cuatro ciudadanos en la col. donde le dieron muerte al miembro policial.

Los aprehendidos fueron identificados como José Adán Rodríguez (22) alias “El Inmortal”; y, Suamy Mondragón Sánchez (20).

También dos menores de 16 años, uno de ellos conocido en el bajo mundo como “Bala Lenta”. Quién según las investigaciones se había fugado del centro de rehabilitación de adolescentes Renaciendo ubicado en Támara.

Entre tanto, la otra persona menor de edad no ha sido identificada por las autoridades policiales. Cabe mencionar que, a los cuatro se les vincula con la pandilla Barrio 18.

A los sospechosos se les decomisó dos armas de fuego, ocho libras de supuesta marihuana y municiones.

A estas personas se les investiga por la muerte de un agente policial quien fue encontrado sin vida con signos de tortura y en el interior de sacos a inmediaciones de la citada colonia.

Los detenidos serán puestos a las órdenes del Ministerio Público acusados de varios delitos. Entre ellos, portación ilegal de armas y tráfico de drogas.

Lea también:  Matan a dos supuestos ladrones en parque central de Catacamas

Sospechosos de “ensabanar” policía

Acusados de haber acabado con la vida de policía
El cuerpo sin vida del policía quedó tirado a la orilla de la calle.

De acuerdo a la información el joven se acababa de graduar como agente policial cuando fue víctima de los antisociales.

Supuestamente, en el trayecto luego de salir de una habitación que rentaba; los malvivientes lo llevaron a una “casa loca” donde le ejecutaron con tortura.

Según los parientes, el uniformado tras recibir su título como Policía anduvo departiendo. Fue así que, el viernes anterior salió con rumbo desconocido y fue la última vez que lo vieron con vida.